Balance

Iberia lidera la recuperación del sector en Europa

Desde el pasado verano la demanda aérea ha entrado en la senda de la recuperación, y aunque el conjunto del año será negativo en términos globales para el sector, algunas empresas han conseguido cerrar el año con ligeros incrementos de su volumen de pasajeros. En Europa, Iberia lidera ese ranking entre las grandes aerolíneas de red o de bandera, tras haber transportado un 3,8% más de pasajeros en el conjunto del año. La empresa española anunció ayer que movió en total 25,6 millones de personas.

Previamente, en los seis primeros meses del año, como consecuencia de la guerra en Irak, la aerolínea había reducido su capacidad, tendencia que fue invirtiéndose desde el pasado mes de junio, y particularmente a partir de octubre, hasta finalizar el año con un crecimiento en su capacidad del 1,3%.

Al mismo tiempo, sus grandes rivales del Viejo Continente, Lufthansa, British Airways, Air France o SAS, que en los últimos días han ido avanzando sus cifras de tráfico anual, han anotado en 2003 tasas de crecimiento de su volumen de pasajeros inferiores o incluso negativas, como es el caso de la aerolínea escandinava y de la holandesa KLM.

La aerolínea española transportó 25,6 millones de pasajeros el año pasado

Sólo las aerolíneas de bajo coste, inmersas en una agresiva estrategia de crecimiento, muestran un comportamiento dinámico, con tasa de crecimiento de dos dígitos tanto en el caso de Ryanair como de Easyjet (ver cuadro).

Iberia alcanzó ese volumen de viajeros con un incremento de su oferta, medida en asientos-kilómetros ofertados (ako) del 1,3%. La demanda real, es decir, los pasajeros-kilómetro transportados (pkt), creció el 4% lo que permitió que el coeficiente de ocupación de los aviones se situara en el 75%, 1,9 puntos porcentuales más que en el ejercicio precedente. Analizado por mercados, destaca el crecimiento de los pasajeros en el doméstico, el 5,1%, hasta 15,58 millones. Medido en términos de producción (pkt), el mejor comportamiento se registró en el negocio del largo radio, que creció el 5,4%.

Carga

La carga también evolucionó de forma positiva al cierre de 2003. El volumen transportado subió el 1,8% y la producción el 2,1%. La reducción de la oferta provocó una mejora del coeficiente de ocupación de 3,3 puntos porcentuales, hasta el 68,4%.

Diciembre confirmó la curva que está experimentando la demanda de Iberia en particular y la de la aviación en general. La empresa que preside Fernando Conte aumentó ese mes un 9,6% el número de pasajeros transportados, hasta 1,9 millones. Las subidas fueron particularmente altas en el mercado doméstico, un 10,1% más, y en el largo radio, un 11% más, mientras que en sus rutas europeas la aerolínea consiguió elevar en un 7,8% su número de pasajeros transportados.

El coeficiente de ocupación de pasaje mejoró 3,8 puntos porcentuales en diciembre con relación al mismo periodo de 2002, alcanzando el 71,9 % en el conjunto de la red, que constituye el nivel de ocupación más elevado en el mes de diciembre de la historia de Iberia. Este segundo récord consecutivo -tras el registrado en noviembre- se logró, según la empresa, gracias al buen comportamiento de la demanda en todos los mercados que atiende Iberia, que creció en un 13%, seis puntos por encima del incremento de capacidad, como consecuencia, principalmente, del notable desarrollo de oferta en el Atlántico.

Destaca la evolución de las rutas de largo radio, donde el tráfico aumentó un 15,8% en relación a 2002, frente a un incremento del 12,2% en el número de asientos-kilómetros ofertados (ako), mejorando el coeficiente de ocupación en 2,5 puntos porcentuales, hasta situarse en el 79,3%. En el medio radio, el segmento más afectado por la crisis, el nivel de ocupación pese a crecer 3,6 puntos, sólo llegó al 57,5%.