IPC

La inflación de 2003 se queda en el 2,6% pese a la subida de los precios en diciembre

El IPC subió el año pasado un 2,6%, lo que mejora la inflación de 2002, pero queda muy lejos del objetivo oficial del 2%. En diciembre, los precios subieron un 0,2% por el encarecimiento de la comida, el ocio y los hoteles. Estos sectores también fueron los más inflacionistas en términos anuales junto a la enseñanza y las comunicaciones.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,2% el pasado diciembre, lo que sitúa la inflación de 2003 en el 2,6%, 1,4 puntos menos que la alcanzada un año antes, según ha anunciado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Tras la publicación de estos datos, el secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, se ha mostrado satisfecho, y ha señalado que todo apunta a que en los próximos meses continuará el proceso de desaceleración en la evolución de la inflación hasta situarse "claramente por debajo del 2,5%". Por su parte, el sindicato, CC OO ha afirmado que la mejora del IPC general en 2003 no compensa el deterioro para las familias con menor renta, debido al excesivo aumento del precio de los productos básicos.

Los datos publicados por el INE, señalan que la tasa de inflación subyacente (que excluye del índice general los precios de los alimentos frescos y de los productos energéticos) aumentó en diciembre el 0,1% y en todo el ejercicio 2003 lo hizo el 2,5%. el IPC armonizado aumentó un 0,2% el mes pasado, bajando dos décimas en tasa interanual, hasta el 2,7%. Este descenso se explica fundamentalmente por la caída en los precios de la energía y los carburantes y al efecto escalón de diciembre de 2002, así como a la desaceleración de los precios de los alimentos.

Por grupos, los precios aumentaron en el pasado mes en ocio y cultura (1%), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,4%), hoteles, cafés y restaurantes (0,3%), y bebidas alcohólicas y tabacos, menaje, enseñanza, y otros bienes y servicios (0,1%). En cambio, bajaron en vestido y calzado (-0,5%) y comunicaciones (-0,1%), se mantuvieron invariables en vivienda, medicina y transporte,

En tasa interanual, los grupos donde más subieron los precios fueron enseñanza, con un 4,3% (seis décimas menos que el mes anterior); alimentos y bebidas no alcohólicas, con un 4,1% (dos décimas menos); hoteles, cafés y restaurantes, con un 4,1% (una décima más); otros, un 3,1% (invariable); vivienda, un 2,8% (dos décimas menos); y bebidas alcohólicas y tabaco, un 2,8% (una décima más).

Por comunidades

Excepto en Aragón, Baleares y Extremadura, donde no variaron, los precios subieron en diciembre en todas las comunidades autónomas: Canarias, Cataluña y Navarra (0,3%), Asturias, Castilla-Mancha, Madrid, Murcia, Ceuta y Melilla (0,2%); y Andalucía, Cantabria, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Galicia, País Vasco y La Rioja (0,1%).

En tasa interanual, las comunidades más inflacionistas en 2003 fueron Ceuta y Melilla (3,6%), Murcia (3,2%), Cataluña (3,1%), Navarra (2,8%). Los precios subieron igual que la media nacional (2,6%) en Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Madrid y País Vasco, y los incrementos de la inflación fueron menores en Aragón, Asturias, Comunidad Valenciana y La Rioja (2,4%), Baleares y Galicia (2,3%), Castilla y León y Extremadura (2,1%) y Canarias (1,9%).

Patatas y huevos, un 20% más caros en 2003

Los huevos y las patatas fueron los alimentos que más se encarecieron en el 2003, con una aumento de sus precios del 20%, según los datos del INE. Todos los alimentos aumentaron sus precios, salvo el azúcar, que se abarató un 1,4%. Concretamente, los huevos se encarecieron un 20,8% y las patatas lo hicieron un 19,5%, seguidos de la fruta fresca que costaron un 12,2% más que un año antes. Otros de los alimentos más inflacionistas fueron las legumbres y hortalizas frescas, cuyos precios subieron un 7,7%, y los aceites y grasas, que se encarecieron el 6,3%. La fruta en conserva y los frutos secos son los siguientes en la clasificación de los alimentos en función de su precio, con un encarecimiento del 6,2%, seguidos de la carne de ovino, con un 5,4% más, del pan (5,2%), la carne de ave (5%) y la de vacuno, del 3,1%. Por debajo de la media general, del 2,6%, se situaron los encarecimientos del café, cacao e infusiones y carne de porcino (2,4%), así como la leche (2,3%), el marisco (1,8%), lácteos (1,5%), cereales y sus derivados (1,3%), pescado (1,2%), otras carnes y preparados de legumbres y hortalizas (1,1%).