Precampaña

Rato: ¢La política del PP será la misma, conmigo o sin mí¢

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, jugó ayer al ratón y al gato sobre su presencia en las listas del Partido Popular para las elecciones generales.

Primero presentó los 'logros económicos del Ejecutivo' como principal aval para el partido de cara a los comicios del 14 de marzo.

Rodeado de sus principales colaboradores -sólo faltó el secretario de Estado de Comercio, Francisco Utrera, en visita oficial a Chile-, Rato elogió lo que considera el mejor equipo económico en la historia reciente de España, destacando que la política económica de los últimos años, 'como ocurre en cualquier país de la OCDE', no puede ser atribuida a ninguna persona en particular, ni siquiera a él.

'Puedo permitirme tener una gripe con toda tranquilidad, porque no pasará nada; la política económica del PP seguirá siendo la misma, conmigo o sin mí', ironizó en la rueda de prensa, sin querer comentar la posibilidad de que Rajoy le haya ofrecido ya ir de número dos por Madrid en las próximas elecciones.

En su opinión, los ciudadanos votarán no sólo con la mano en el bolsillo, mirando a los asuntos económicos, sino teniendo en cuenta otros asuntos más generales. 'También pesará que 2003 haya sido uno de los ejercicios con menos muertes por terrorismo o que la corrupción política no sea un problema como en 1995', dijo.

En materia económica, el vicepresidente destacó que la política del PP ha marcado estilo, 'un camino posible para resolver los problemas, que se ha demostrado que produce resultados'. El camino pasa por rebajas tributarias graduales y un mayor impulso liberalizador que eleve el número de cotizantes a la Seguridad Social y libere renta a los contribuyentes, con el objetivo último de conseguir el pleno empleo antes de que acabe la década. 'Los consumidores se han ahorrado 38.427 millones de euros por la apertura a la competencia de sectores como las telecomunicaciones y la electricidad', comentó.

Otro logro ha sido el grado de apertura al exterior, 'que ha mejorado' en más de 10 puntos desde 1996, pasando España a ser un país emisor neto de inversión directa.

El vicepresidente se examina

Salió bien

'Hay 4,2 millones de empleos más que en 1996. Se ha logrado el ciclo económico más expansivo de la historia, creciendo 1,2 puntos de media por encima de la UE'.

'Se ha liberalizado el mercado de electricidad y gas cuatro años antes que en la zona euro. Las empresas privatizadas han aumentado un 10% el empleo, y un 40% su facturación'.

'España, único país grande de la UE que cumple el pacto de Estabilidad, gracias al equilibrio fiscal. La deuda obtiene la máxima calificación'.

Queda pendiente

'Debemos seguir reduciendo los niveles de temporalidad en los contratos, por lo que se necesita continuar con más reformas en el mercado laboral'.

'En vivienda hay que mejorar el mercado del alquiler, reducir los costes en la tramitación de hipotecas, suavizar los efectos de la evolución al alza en los tipos y liberalizar más suelo'.

'Tenemos aún un déficit importante en materia de pensiones, sobre todo las más bajas, a pesar de haber saneado la Seguridad Social'.