Área de Libre Comercio de las Américas

EE UU falla en su intento de fijar un calendario para el ALCA

El presidente de EE UU, George Bush, mantuvo en Monterrey durante dos días un pulso con un rival que se ha fortalecido: Latinoamérica, con Brasil a la cabeza. De la declaración que se esperaba firmar ayer, en la clausura de la Cumbre de las Américas, Bush no consiguió incluir una fecha para la entrada en vigor del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), aunque sí se mencionaba la intención de continuar las negociaciones. La cumbre se propuso el objetivo de mejorar las condiciones sociales del continente, donde malviven 220 millones de pobres.

Los encuentros bilaterales de Bush con otros mandatarios sirvieron para que estrechara las relaciones con México y para que se levantara el veto a las empresas canadienses para obtener contratos en Irak. El presidente argentino, Néstor Kirchner, pidió apoyo a Bush para sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, al que ha reiterado que no pagará más del 25% del valor de la deuda privada del país.