Divisas

Trichet frena la escalada del euro

Jornada de ida y vuelta para la moneda única, con una oscilación del 1,13%. La clave estuvo en las declaraciones que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, realizó con motivo del encuentro que mantuvieron los gobernadores de los bancos centrales de los 10 países más industrializados del mundo (G-10) en Basilea (Suiza).

Trichet advirtió del peligro que supone para la estabilidad del sistema monetario internacional las oscilaciones bruscas en la cotización del euro. En el momento en que se producía la comparecencia del presidente del BCE el euro se encontraba cotizando en un nuevo máximo histórico, a 1,289 unidades dólar. La corrección fue instantánea y la moneda única se depreció un 0,50% en el día frente al billete verde, hasta las 1,275 unidades.

El discurso de Trichet ha cambiado en pocos días, ya que el pasado jueves intentó tranquilizar a los agentes económicos y políticos al afirmar que la apreciación del euro frente al dólar, lejos de perjudicar la incipiente recuperación, estaba teniendo un efecto beneficioso al favorecer la inversión y el consumo.

Jean-Claude Trichet no habló, sin embargo, del valor alcanzado por la moneda única, hecho que para algunos analistas ha sido significativo. Los expertos también destacaron la ausencia de comentarios por parte del G-10. En este sentido, esperan que la reunión del G-7 en febrero estudie las tensiones globales que han surgido en los mercados monetarios.

Atentos a

El primer ministro francés, Jean-Pierre Raffarin, expresó su preocupación por la inestabilidad de los tipos de cambio y pidió un nivel más compatible con 'las realidades económicas'. 'Ni EE UU ni Europa están interesado en tipos de cambios inestables', dijo.