Escándalos contables

Los expertos descartan una crisis de confianza

El pesimismo se adueñó ayer de los mercados europeos. El índice Euro Stoxx bajó un 0,22%; Fráncfort, París y Londres registraron sendas caídas del 0,5%, el 0,41% y el 0,37%. Sólo el Ibex se salvó, con una subida del 0,13%. La decisión de Adecco de aplazar sine die la presentación de sus resultados de 2003 (previstos para el 4 de febrero) por 'problemas materiales' detectados en la contabilidad de algunas unidades extendió el pesimismo.

Los problemas de la primera empresa del mundo en contratación temporal aparecen tres semanas después de que el ex presidente de Parmalat, Calisto Tanzi, admitiera que había falseado las cuentas de la compañía y que se había llevado 500 millones.

Los escándalos de Adecco y Parmalat parecen los aledaños de una nueva crisis de confianza, pero los analistas la rechazan. 'La percepción es que no dejan de ser casos específicos', explica José Luis Martínez, analista de Citigroup. 'Al mismo tiempo que no se prevé que estos casos se vayan a generalizar, lo que sí se va a generalizar es la vigilancia', puntualiza el experto.

'Hay un gran optimismo económico y las malas noticias pasan de largo', apuntan los analistas de Inverbolsa. 'Ignorar estas noticias no es necesariamente bueno', advierte Ana Maymus, de Sabadell Banca Privada. Esta analista reconoce que el impacto financiero del escándalo de Parmalat y de la potencial crisis de Adecco es 'mínimo', pero considera que estas dos noticias 'deberían crear al menos una señal de alerta para los inversores'.

Adecco sí sufrió ayer, cayó un 35,2% en la Bolsa suiza. Sus rivales también perdieron terreno. Las holandesas Vedior y Randstad retrocedieron un 4% y un 0,3%, respectivamente, mientras que la estadounidense Manpower perdió un 0,86%.

A la convicción del mercado de que se trata de casos singulares se une el atractivo de la renta variable. 'Hay un buen tono de fondo en los mercados y una escasez de alternativas de inversión', asegura Natalia Aguirre, de Renta 4. 'La renta fija y el mercado monetario están descartados y el inmobiliario parece haber llegado a su pico'. El Ibex acumula en 12 meses una subida del 23,2%, el Dax, un 31,5%. Los inversores parecen creer que no es momento de que una mala noticia estropee el periodo más dulce de la Bolsa desde 1999.

Los precedentes

Enron

Evasión de impuestos

Las actuaciones delictivas de la energética Enron provocaron una gran crisis de confianza que obligó a reformar todo el sistema de contabilidad estadounidense. La empresa no sólo ocultó sus pérdidas hasta que se declaró en quiebra en diciembre de 2001, también evadió durante seis años el pago de parte de sus impuestos, 2.000 millones de dólares. Entre noviembre y diciembre de 2001 las acciones pasaron de 11,9 a 0,26 dólares.

Worldcom

La mayor suspensión de pagos

El valor de los títulos de MCI, la antigua Worldcom, es irrelevante, 0,059 dólares. El legado empresarial del fallecido John Sidgmore no pudo ser peor. Worldcom cerró con una suspensión de pagos en julio de 2002 tras reconocer que había ocultado pérdidas de 3.850 millones de dólares. Cuando el 22 de julio de 2002 Sidgmore anunció la suspensión de pagos, las acciones se desfondaron, bajaron de 2,88 a 0,02 dólares.

Ahold

Facturación abultada

Ahold ha logrado capear el temporal en cierta medida y sus acciones se mantienen entre 6 y 7 euros desde el verano. Cuando admitió en febrero pasado que había exagerado la facturación de los ejercicios 2001 y 2002, los títulos se desplomaron de 11,5 hasta dos euros. En mayo cifró el fraude en 22.000 millones, pero sus esfuerzos de saneamiento fueron premiados. A partir de entonces las acciones comenzaron a subir.

Italia El mercado desconfía y penaliza a Capitalia

El fundador y ex presidente de Parmalat, Calisto Tanzi, acusó ayer al presidente de Capitalia, Cesare Geronzi, de obligarle a comprar a un precio excesivo empresas como Eurolat y Ciapazzi. El mercado está convencido de que la antigua Banca di Roma no podrá evitar verse salpicada por el escándalo contable de Parmalat. Las acciones de Capitalia perdieron ayer un 2,1% y acumulan un descenso del 25% en 30 días.

Milán no se está viendo especialmente afectada por el escándalo Parmalat. Ha ganado un 2,26% desde que comenzó 2004. Ayer avanzó un 0,10%, impulsado por las importantes ganancias de Fiat (5,81%), Alleanza (3,29%) y Banca Antonvenet (2,21%).