CincoSentidos

Portátiles adaptados a cada necesidad

Los ordenadores portátiles viven uno de sus momentos más dulces. Entre enero y octubre del 2003 se vendieron en España medio millón cuando en todo 2002 apenas 310.000. La clave de este crecimiento está en la caída de los precios. Hoy se pueden encontrar portátiles desde 900 euros, como los ordenadores de sobremesa.

Y es que, si hasta ahora el uso de portátiles se limitaba al mundo profesional, con estos precios, muchas familias se decantan por ellos para informatizar su hogar. El planteamiento es lógico. Los PC de sobremesa ocupan demasiado, no se trasladan y, en muchos casos, cuestan tanto como un portátil.

Este panorama está animando a los fabricantes a diseñar máquinas especializadas. Equipos como el Benq Joybook 8000, con marcada vocación doméstica, o como el Samsung X10, claramente orientado a un público profesional. En ambos casos, dos opciones portátiles distintas que ofrecen todo lo necesario para satisfacer a usuarios exigentes de los dos entornos.

Dos ejemplos, en este caso, muy completos, por lo que sus precios suben hasta la gama media-alta. Se acercan peligrosamente al nivel psicológico de los 2.000 euros.

El Joybook 8000 se presenta como un ordenador para el entretenimiento en casa. Destaca por su 'enorme' pantalla panorámica de 15 pulgadas, más propio de televisores que de ordenadores. Al conectar un ratón y colocar en su unidad un videojuego o una película en DVD, transmite una sensación a medio camino entre una consola y un equipo personal de audio-vídeo. Pero, además, este modelo cumple, y de maravilla, las mismas funciones de un PC de sobremesa. Su pantalla permite trabajar con cualquier aplicación cómodamente.

El único inconveniente que tiene este equipo es el peso. Supera ligeramente los tres kilos, excesivo para los profesionales que tienen que llevarlo siempre a cuestas, pero irrelevante para usarlo en desplazamientos de fin de semana, en vacaciones y cuando lo movemos por la casa.

En el otro lado se encuentra el portátil ultraligero Samsung X10. Un ordenador profesional que combina prestaciones y movilidad. En cuanto a las facilidades dispone de una cómoda pantalla de 14 pulgadas y un grabador de compactos que también reproduce DVD. Se conecta a redes informáticas con cables (Ethernet) y sin cables (Wi-Fi) y añade entrada para tarjetas Memory Stick (almacenan música, fotos o incluso vídeo).

Pesa 1,8 kilos y está equipado con un procesador Centrino, lo último para portátiles. Este tipo de procesadores ofrece más autonomía sin reducir demasiado la potencia. Además, para mantener la máxima portabilidad en un equipo tan cargado de prestaciones, Samsung ha optado por incluir una batería de tres celdas. Una batería muy ligera, pero que reduce la autonomía hasta algo más de dos horas. Una solución práctica para los que quieren más tiempo sin enchufar a la red consiste en montar una de seis celdas que alarga la vida del ordenador hasta las 4,5 horas y sube muy poco el peso de la máquina.

El resultado es un equipo completo, muy cómodo (se mantiene en un tamaño muy manejable, evitando reducir al máximo sus dimensiones) y que ofrece una notable portabilidad. Ideal para ejecutivos y profesionales nómadas.