Divisas

El euro cae por debajo de los 1,28 dólares tras hablar Trichet de "intranquilidad"

El euro ha perdido la marca de los 1,28 dólares, cuando ya acariciaba los 1,29 hoy, tras verbalizar el presidente del Banco Central Europeo la intranquilidad en Europa por la imparable marca de la divisa. De no surtir un efecto duradero las palabras de Trichet, los expertos pronostican que la moneda única podría alcanzar los 1,30 dólares a mediados de marzo. Hoy, el BCE fijó el cambio oficial del euro en 1,2828 dólares.

Ha vuelto a ser el francés Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), la persona capaz de alterar significativamente la evolución de la moneda única frente al billete verde.

Si el pasado jueves, su tranquilidad ante la fortaleza de la moneda única y empeño en que la situación no dañará a las economías europeas dio vía libra a la misma para seguir subiendo, la manifestación hoy de intranquilidad la ha apeado del carro y moderado a 1,2797 dólares, valor mínimo del día frente a los 1,2899 de la mañana. Por su parte, el BCE ha fijado su cambio oficial en 1,2828 dólares.

En una reunión de gobernadores de los bancos centrales de los diez países más industrializados del mundo (G-10), en Basilea, Suiza, el alto cargo admitió que en Europa "estamos preocupados y no indiferentes" en relación con la excesiva volatilidad del cambio del euro en los últimos meses. Así encontraba descanso -posiblemente puntual- un euro para el que los expertos auguran más avances hasta el entorno de los 1,30 dólares a mediados de marzo. æpermil;stos mismos coinciden en señalar que, efectivamente, la actual revalorización ya está dañando la competitividad de las exportaciones de la zona.

El peligro de la fuerte revalorización del euro

El ministro de Economía español, Rodrigo Rato, ha advertido hoy de que la actual cotización del euro hace necesario que las economías europeas realicen una política de reducción de costes en materia de déficit público, rebajen los impuestos, apuesten por las nuevas tecnologías y promuevan unas condiciones salariales más orientadas hacia la productividad que hacia los tipos de contratos.

Por su parte, el miembro de la presidencia del Bundesbank (central) Hermann Remsperger ha apuntado hoy que la fuerte y rápida revalorización de la divisa europea no daña la incipiente recuperación económica en Alemania.

Trichet, manifestó tras la última reunión de su consejo de gobierno el jueves que los efectos negativos de la apreciación del euro deberían compensarse parcialmente con un incremento de la demanda mundial. Sin embargo, no todos los expertos económicos comparten esta opinión. El economista jefe del Deutsche Bank, Nobert Walter, prevé una próxima subida del euro hasta los 1,40 dólares y advierte de los efectos negativos para la coyuntura germana.

El viernes pasado, los datos del desempleo estadounidense cayeron como un jarro de agua fría en los mercados de todo el mundo. La tasa de paro en EE UU bajó dos décimas en diciembre y se situó en el 5,7%, pero la creación de puestos de trabajo fue mucho más baja de lo que esperaban los expertos con sólo 1.000 empleos, frente a los 43.000 de noviembre. El dólar se desplomó. En lo que va de año, el euro se ha apreciado un 2,4% respecto al dólar y podría superar esta semana la barrera de los 1,30 dólares.