Aerolíneas

Ryanair bate a Easyjet como líder de los vuelos baratos

Las principales compañías de vuelos baratos Ryanair e Easyjet volvieron a ganar la partida a la crisis en 2003. Mientras las grandes aerolíneas veían peligrar su negocio, la irlandesa Ryanair aumentó un 48% el numero de pasajeros transportados, hasta 21,4 millones. Con ese espectacular aumento, Ryanair logra desbancar a Easyjet, que obtuvo 21,1 millones de pasajeros.

La estrategia de ambas empresas de aumentar rutas y rebajar las tarifas hasta el límite ha conseguido arañar miles de pasajeros al resto de aerolíneas, sobre todo a British Airways y Air France.

Las previsiones para este año son aún más halagüeñas. El presidente ejecutivo de Ryanair, Michael O'Leary, espera aumentar en un 50% el número de pasajeros, después de comprar a la aerolínea holandesa KLM su división de vuelos baratos, Buzz. Asimismo, el máximo ejecutivo de Easyjet, Ray Webster, espera crecer un 20% en 2004.

El mes de diciembre ha sido especialmente exitoso. La campaña de Navidad, cuajada de ofertas y descuentos familiares, ha dado sus frutos. Easyjet logró subir durante el mes pasado de 1,43 millones de pasajeros en 2002 a 1,67 millones este año. El éxito de Ryanair ha sido más notable. La compañía irlandesa aumentó durante la Navidad un 53% el número de pasajeros, hasta 2,01 millones.

Pero no ha sido sólo el mes de diciembre el que ha catapultado a Ryanair hasta el número uno. La compañía ha transportado más viajeros que Easyjet durante todos los meses del año desde que empezó a operar con los activos de Buzz.

Los meses de verano, donde se mide verdaderamente el éxito de una aerolínea, fueron definitivos para consagrar a la irlandesa como la primera aerolínea de vuelos baratos. Easyjet había logrado arrebatar a Ryanair el primer puesto en agosto de 2002, después de adquirir Go, la filial de vuelos baratos de British Airways.

Frente a las enormes expectativas de su competidora Ryanair para este año, Easyjet apuesta por un crecimiento mucho más conservador. En mayo inauguró una nueva base en el aeropuerto berlinés de Schönfeld, que empezará a dar sus frutos durante este ejercicio.

Los analistas ven muchas más expectativas en Ryanair, ya que consideran que aún le queda margen para llegar a su techo. 'Ryanair seguirá siendo líder', auguran un analista. 'Están trabajando muy duro para llegar a su plena capacidad, que aún está lejos'.