'caso Parmalat'

Granarolo muestra interés por los activos de su competidor

Ya empieza a haber candidatos para hacerse con los negocios de Parmalat. Su gran rival en el mercado italiano, Granarolo, señaló ayer que podría comprar algunos de los negocios de su competidor en crisis si decide vender activos para conseguir efectivo con el que hacer frente a sus deudas.

'Estaríamos interesados en el negocio de leche fresca', indicó el presidente de Granarolo, Luciano Sita, en una entrevista telefónica concedida a Bloomberg desde la sede de la compañía en Bolonia. 'Eso sí, necesitaríamos la aprobación de las autoridades de competencia', añadió.

Granarolo tiene una cuota de mercado del orden del 30% en el negocio de leche fresca, porcentaje similar al de la propia Parmalat. Está controlada por Granlatte, una cooperativa de productores de leche. Las ventas totales de Granarolo rondarán los 720 millones de euros en el ejercicio que acaba, según Sita. Granarolo renunció en 2000 a salir a Bolsa y seguirá sin hacerlo en un futuro inmediato, especialmente tras crisis como las de Parmalat y Cirio, añadió Sita.

Nestlé, la mayor empresa de alimentación del mundo, y Danone, el principal productor de yogures, han asegurado que no están interesados en comprar los activos de Parmalat.

El propio ministro de Industria italiano, Antonio Marzano, señaló que el mejor escenario posible consistía en encontrar un comprador italiano.

'Es mejor que Parmalat siga siendo italiana', declaró Marzano en una entrevista con Bloomberg en un festival de cine celebrado en Capri. Parmalat es 'una compañía típicamente italiana', manejó el ministro como un argumento, pese a la doble interpretación a que se presta la frase en las actuales circunstancias.