Escándalo

Los problemas de Parmalat crecen con la presunta huida de su ex presidente

El escándalo de Parmalat aumenta día a día. Hoy ha trascendido la demanda entablada contra por seis acreedores extranjeros contra el grupo, tras hacerse eco la prensa internacional de la ausencia de su fundador e hijo, Calixto y Estefano Tanzi, en el Tribunal de Parma, en el que debían declarar el miércoles.

Los problemas de Parmalat continúan con la demanda de los acreedores extranjeros Jefferson-Pilot Life Insurance, Monumental Life Insurance, New York Life Insurance and Annuity, Principal Life Insurance, Transamerica Occidental Life Insurance y Transamérica Life Insurance.

Horas después de que la italiana solicitara protección por bancarrota, estas seis empresas extranjeras de seguros de vida presentaban un escrito exigiendo el control de dos unidades de Parmalat en las Islas Caimán en la primera medida de acreedores para captar miles de millones de dólares en inversiones amenazadas por la magnitud de uno de los mayores escándalos de Europa y que tanto recuerda a Enron.

Por otra parte, el miércoles, el fundador y ex presidente de Parmalat, Calisto Tanzi, no se presentó ante el Tribunal de Parma, en el norte de Italia, donde debía declarar sobre la crisis de la sociedad y se sospecha que puede haber huido al extranjero. La declaración de Tanzi y de su hijo, Stefano, es considerada de vital importancia por los fiscales que investigan las irregularidades contables del grupo italiano.

Un registro en el domicilio personal del fundador en Collechio, donde también se encuentra la sede del gigante agroalimentario, ya ha sido ordenado por la Fiscalía de Parma, según una fuente judicial. Desde los tribunales, también se asegura que uno de los abogados de la familia Tanzi realizó una llamada telefónica desde España explicando que sus clientes "tenían necesidad de una pequeña pausa de reposo" para reflexionar sobre todo lo sucedido.

El letrado, cuyo nombre no ha sido dado a conocer, explicó que en la actual situación, el ex presidente de Parmalat y su hijo "están sujetos a una excesiva presión por parte de la prensa y de la opinión pública", insistiendo en que no se trata "de una huida".

Clesa, "independiente"

El director general de Clesa, filial de Parmalat en España, ha asegurado que la actividad de su empresa no tiene por que verse afectada por la crisis en la que se ha visto envuelta la matriz. Celestino García ha insistido en la Cadena SER en que el único lazo de unión con Parmalat es que es la titular de sus acciones.

Celestino García ha destacado la independencia financiera de Clesa en todas las áreas de negocio de la empresa. El director asegura que su desarrollo industrial y su capacidad de generar beneficios está desligada de Parmalat tanto como sus sistema financiero y su contabilidad.

García asegura que el único lazo de unión con Parmalat es que la sociedad italiana es la propietaria de sus acciones. Vista la situación por la que atraviesa la empresa matriz el director general de Clesa sólo teme que sus proveedores y financiadores le nieguen "el pan y la sal". En la Cadena SER ha expresado su temor a que la crisis de Parmalat tenga de esta manera un eco en la filial española.