Récord

La Bolsa española encadena el sexto máximo consecutivo

Sogecable lideró las ganancias, con una subida del 2,96%. Al final, 14 de los 34 valores del Ibex avanzaron más del 1%, mientras que siete de ellos se situaron en terreno negativo. Las mayores pérdidas recayeron en Gamesa, que cedió un 2,15%. Telefónica (+1,22%) fue el valor más negociado, movió 463 millones de euros.

El volumen de efectivo ha recuperado pulso en las últimas jornadas. En el Ibex, la negociación ascendió a 1.490,4 millones de euros. En el Continuo, el neto alcanzó una de las cifras más altas del año, 1.940 millones de euros. El Ibex abrió a la baja, pero no tardó ni dos horas en superar el cierre del miércoles. Las compras se fueron acelerando según avanzó la jornada, alimentadas por los buenos datos económicos.

Alemania abrió la espita de las buenas noticias. El índice Ifo de confianza empresarial subió en noviembre al nivel más alto desde diciembre de 1994. El resultado de la encuesta pasó de 108,7 a 110 puntos en su octavo mes consecutivo de subida. 'El dinamismo de la demanda externa y el compromiso entre Gobierno y oposición sobre el recorte de impuestos y las reformas estructurales eleva las posibilidades de que la situación siga mejorando', explica BNP Paribas.

En Europa, la percepción de que la reactivación económica está en marcha fue apuntalada por la recuperación en diciembre del índice de confianza del consumidor en Italia y el repunte de las ventas minoristas en Reino Unido.

EE UU puso el broche. Los indicadores avanzados crecieron por sexto mes consecutivo gracias a la constante mejora del mercado laboral. Una situación que también tuvo su reflejo en las peticiones semanales de subsidios por desempleo. La demanda de ayudas descendió por undécima semana consecutiva y se situó en 353.000, el nivel más bajo desde enero de 2001. Por otra parte, la Reserva Federal de Philadelphia informó de que el sector manufacturero de la región ha crecido al ritmo más alto en más de una década. La otra cara de la moneda es que, pese a los buenos datos económicos, el euro prosiguió ayer su carrera contra el dólar y superó las 1,24 unidades.

Los bonos del Tesoro de EE UU toman la delantera

La deuda estadounidense ha ganado cierto atractivo en los últimos días; de hecho, el precio subió ayer por tercer día consecutivo. De la misma manera, el rendimiento del bono a 10 años llegó a bajar hasta el 4,14%, el interés más bajo en tres semanas.

La economía americana camina firme y, ahora la convicción del mercado es que en 2004 crecerá sin afectar demasiado a la inflación. El martes se publicaron los datos de inflación de noviembre, que reflejaron un descenso del IPC del 2% al 1,8% en tasa interanual.

Los economistas anticipan que 2004 se saldará con un endurecimiento de la política monetaria. Pero el consenso es que la Reserva Federal no se subirá el tipo de interés (actualmente en el 1%) hasta mediados de año. A la vez, la subida del 17% del euro supone un problema añadido para la débil economía europea.

Récord de negociación en futuros sobre acciones

El mercado español de futuros y opciones registró ayer un récord histórico en la negociación de Futuros sobre Acciones. El número de contratos negociados en este producto ascendió al final de la sesión a 1.079.074.

El principal factor que ha motivado estas subidas es el traspaso de las posiciones abiertas actuales a nuevas fechas de vencimiento de los contratos en 2004.

Este volumen en la negociación de los Futuros sobre Acciones ha contribuido a que el MEFF marque también un récord absoluto con 1.193.401 contratos. El roll over de posiciones al próximo año en los contratos de Futuros sobre el Ibex-35 ha permitido incrementar el volumen en ese apartado.

El récord anterior del MEFF estaba en 802.490 contratos y tuvo lugar en noviembre de 2001.

Controversia sobre el euro

Romano Prodi Presidente de la Comisión Europea

'No tengo el menor deseo de que el euro se aprecie porque creo que ya tenemos bastantes dificultades. Un euro fuerte respecto al dólar provoca dificultades extraordinarias respecto al ritmo de recuperación económica. La manipulación del tipo de cambio de la moneda por parte del BCE es algo que no debe hacerse en un mercado financiero civilizado. (...) Otro descenso de los tipos ayudaría, pero no sería la mejor opción'.

Jean Claude Trichet Presidente del Banco Central Europeo

'No me gustan los adjetivos demasiado fuerte o demasiado débil a la hora de hablar de monedas. (...) Hay una gran diferencia entre subidas y bajadas a corto plazo en un sistema de flotación y aspirar en una estrategia a largo plazo a una moneda estable y fuerte (...). Me alegro de que tengamos la misma política monetaria a ambos lados del Atlántico (...). Las intervenciones de los bancos centrales son siempre posibles'.