Divisas

El dólar mantiene la debilidad pese a la detención del tirano por EE UU

La captura de Sadam Husein tuvo un efecto mínimo en la evolución reciente de los mercados de divisas. El movimiento de primeras horas de la mañana fue perdiendo gas. En las divisas de referencia, el euro bajaba un 1% contra el dólar en la madrugada. En esos momentos los operadores comentaban ya que la captura de Sadam no iba a evitar el déficit gigantesco estadounidense, con lo que el dólar volvía a posiciones del viernes.

La anécdota del día estuvo en el propio mercado iraquí. El dinar iraquí que cotiza en Kuwait subía con fuerza rompiendo todas las resistencias que encontraba a su paso. El cambio pasó desde los 545 dólares por millón de dinares del viernes a 1.150 dólares.

El Bundesbank fue ayer el primero en reaccionar ante los movimientos en los mercados de cambio al señalar que 'las perspectivas para la economía mundial y el sector financiero son favorables', pero advierte que 'el riesgo de cambios bruscos en los mercados de divisas ha aumentado'. En su boletín de diciembre, publicado ayer, el Bundesbank afirma' que el crecimiento de la economía mundial se ha fortalecido desde comienzos de 2003' y que las perspectivas para la coyuntura mundial son mejores.

Considera, sin embargo, que 'el riesgo de cambios bruscos en los mercados de divisas se ha incrementado', debido principalmente a los 'marcados desequilibrios en el sector exterior de la economía estadounidense'.

Por otra parte, la entidad alemana añade que persiste la amenaza de atentados terroristas y la tensión en Oriente Próximo, lo que supone 'una fuente de inseguridad para la coyuntura mundial'.

Por zonas, destaca que la recuperación económica se concentra, sobre todo, en Estados Unidos, Extremo Oriente y Europa del Este, mientras que la zona euro va algo por detrás. En Latinoamérica la situación ha mejorado, pero el peligro de retroceder 'sigue siendo destacable', dice el boletín.

El Bundesbank advierte también que la mejora en la situación económica mundial podría desembocar en una subida del precio del dinero en diferentes partes del mundo, lo que supone un riesgo para aquellas economías 'con un alto endeudamiento público o un mercado inmobiliario recalentado'.

Por otra parte, en una rueda de prensa convocada ayer por la Casa Blanca, el presidente Bush indicó que su administración favorece una política de dólar fuerte. 'Esperamos que los mercados determinen su valor pero nosotros tenemos la política de dólar fuerte que a nuestro juicio es bueno para la vitalidad económica de este país', informa Ana Nieto.

El experto en Divisas Cárpatos señala que 'el mercado de divisas es un mercado de leones donde no se perdona. Los bears sobre el euro han tenido una gran oportunidad hoy por ayer de provocar una corrección fuerte con todo el asunto de Sadam, que, aunque no tiene significación económica alguna, es algo fuertemente psicológico. Si fallan, todo el mundo va a considerar que la tendencia es demasiado fuerte para pararla y el euro podría terminar en pocos días en la resistencia de los 1,25 como objetivo mínimo. De momento, la resistencia intermedia está en los 1,2290-1,23.

Por encima saltaría a gran velocidad. Por debajo tiene una zona de soportes muy fuerte que va desde los 1,980 a los 1,2040. Mientras no pierda eso es alcista, por debajo podría caer con dureza.

Respecto al yen, tres cuartos de lo mismo, los operadores ven que sigue vulnerable con el único aliado en la mano del Banco de Japón'.