Reacciones de los mercados

Los mercados acogen con frialdad la captura de Sadam Husein por EE UU

La inesperada detención de Sadam Husein el pasado fin de semana prometía ser la excusa que necesitaban unos mercados en zona de máximos para prolongar la racha alcista. El optimismo finalmente resultó muy moderado. El Nikkei, la única excepción destacada, se anotó un alza del 3,16%.

En un principio muchos inversores sí encontraron una excusa para apostar por las compras. Las Bolsas europeas, así, arrancaron la sesión con alzas del 1% de media que les permitieron romper con los máximos del año.

La captura de Sadam Husein elimina incertidumbres, pero no supone el fin del terrorismo como ya advirtió el domingo el presidente de EE UU, George Bush. Al fin y al cabo, el ex dictador iraquí ya estaba acabado. La inestabilidad, por otra parte, persiste en Irak, como mostraron los atentados con coche bomba ayer en Bagdad. Así, cierta cautela también se hizo sentir y la euforia inicial fue perdiendo peso con el paso de las horas.

La apertura de Wall Street prometía marcar la pauta de las Bolsas europeas y los futuros también auguraban importantes alzas. El Dow Jones y el Nasdaq comenzaron siguiendo el guión previsto, pero las ganancias iniciales, cercanas al 1% en Wall Street y superiores en el mercado tecnológico, terminaron dando paso a las pérdidas. Las Bolsas europeas se resintieron y se alejaron de los máximos del día.

El Ibex terminó la sesión con una subida del 0,5% tras llegar a ganar el 1,3% en el mejor momento. En el resto de Europa la pauta fue similar y las subidas oscilaron entre el 0,57% del Cac y el 0,01% del Footsie. El Ibex y el Euro Stoxx cerraron en el máximo del año.

Wall Street pasó por alto la captura del ex dictador y cotizó a la baja. Los tres grandes índices cedieron, y en el caso del Nasdaq las pérdidas fueron del 1,6%. El Dow Jones retrocedió un 0,19%, aunque mantuvo los 10.000 puntos, mientras que el S&P 500 bajó un 0,57%.

La opinión de los analistas

Mercedes camacho Jefa de análisis de Safei

'La captura de Sadam Husein es muy buena para los mercados, ya que supone eliminar una incertidumbre política. La reacción de las Bolsas ayer es positiva y no va ser un simple impulso a la noticia. Viene a apoyar la tendencia alcista. Esperamos que los datos sigan apuntalando esta tendencia positiva aunque cabe esperar que las Bolsas corrijan un poquito. Esta semana va a ser crucial'.

Jordi Falgueras Coordinador del departamento de estudios de Gaesco Bolsa

'Los mercados se beneficiarán en el corto y medio plazo de la captura de Sadam Husein. Las subidas se produjeron en bloque, sin que hubiera un efecto selectivo. Esta reacción es positiva y apoya nuestra tesis de que las Bolsas están baratas. Este año las alzas desde mínimos son respuesta a la desaparición de riesgos geopolíticos y ahora ya hay uno menos'.

Natalia Aguirre Jefa de análisis de Renta 4

'La noticia es buena y puede impulsar en cierta medida la confianza de los consumidores e inversores, pero dentro de todos los riesgos geopolíticos es un grano de arena. La captura de Sadam Husein no acaba con la amenaza terrorista. Es más un impulso a corto plazo para las Bolsas. La semana que viene los inversores volverán a estar atentos a los resultados y referencias económicas'.

Miguel pareja Jefe de análisis de Eurodeal

'La sesión de ayer resultó decisiva. Los mercados abrieron con importantes alzas con respecto al cierre del viernes. Si esos huecos se mantienen y las cotizaciones no caen por debajo, los mercados tendrán un mayor recorrido alcista. Existe algo de prudencia en el mercado porque la noticia del arresto de Sadam Husein se ha producido con los mercados en los máximos del año'.

Josep Prats Director de análisis de Ahorro Corporación

'El año está hecho y la noticia de la detención de Sadam Husein ha ayudado a que cierre en el nivel más alto del rango previsto. No es una cuestión que despeje muchas dudas, no le vemos mucha relevancia porque la solución de Irak estaba más o menos descontada. El mercado puede terminar el año entre un 2% y un 3% por encima o por debajo'.

Comportamiento del mercado tras los últimos eventos clave

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE UU marcaron un antes y un después en las Bolsas. El pánico se impuso y el Ibex perdió el 4,56%.

El 20 de marzo de 2003 estalló el conflicto bélico en Irak. Los mercados europeos respondieron con cautela a los primeros ataques. El Ibex en concreto perdió el 1,12%.

La guerra en Irak llegó a su fin el 9 de abril de este ejercicio cuando las tropas de Estados Unidos tomaron Bagdad. La Bolsa española reaccionó entonces con un alza del 1,11%, aunque ya ganaba el 18,6% desde los mínimos del año previos al estallido bélico.