Debate

De Palacio reclama una 'reflexión' de la UE si Rusia no ratifica Kioto

Según un reciente estudio de la Comisión Europea, con la evolución mundial actual, si se mantienen las actuales emisiones de gases contaminantes, éstas se habrán duplicado para 2030 y si se aplica el Protocolo de Kioto crecerán un 60%. 'Esto también es inadmisible', ya que si en 2030 hay un 60% más de emisiones 'tendremos problemas terribles de todo tipo', afirmó la comisaria tras participar en el Consejo de Ministros de Energía de la UE.

'Tenemos a Rusia, que dice que se está pensando lo de Kioto, y seguimos sin considerar qué es lo que habría que hacer si no lo ratifica', dijo De Palacio. Por ello, la comisaria indicó que ha llegado el momento de ver el efecto de las medidas de la UE para cumplir con Kioto 'sobre las empresas, las cargas económicas o las compensaciones' y 'cómo podemos seguir adelante con la estrategia actual para reducir emisiones, que son una amenaza mundial y debe ser un desafío'.

'Yo no pongo en duda Kioto', afirmó la también vicepresidenta de la Comisión Europea, que agregó que 'hay que contemplar todas las posibilidades, incluso las más peligrosas'. En su opinión, se está 'haciendo recaer sobre las empresas cargas que otros países no imponen. No podemos mantener a nuestra industria en una incertidumbre total'. Para Loyola de Palacio hay que conciliar el respeto al medio ambiente con mantenimiento de la competitividad.

Por su parte, el secretario de Estado de Energía, José Folgado, desmintió que España no vaya a cumplir los compromisos del Protocolo de Kioto, a pesar del crecimiento de la demanda energética, que provoca un aumento de CO2. Folgado reiteró, asimismo, que 'el carbón nacional seguirá siendo necesario en el modelo energético actual para asegurar el suministro eléctrico'.

Presiones contra el acuerdo sobre emisiones

El pasado viernes el Consejo Europeo adoptó, a propuesta de España, una declaración en la que se aboga por 'estudiar formas más rentables' para aplicar las decisiones de la UE en el ámbito del cambio climático, evaluando incluso 'el coste potencial' de no aplicar el Protocolo de Kioto. La UE se ha comprometido a reducir hasta 2012 un 8% las emisiones de los gases causantes de efectos invernadero.

Del grupo de los seis grandes contaminantes mundiales tan sólo dos, la UE y Japón, han ratificado Kioto. Estados Unidos, India y China los han rechazado y Rusia está indecisa, porque no quiere comprometer su crecimiento económico.

El tratado sólo podrá entrar en vigor si es ratificado por países cuyas emisiones sumen el 55% del total mundial, que no se alcanzará sin la firma de Rusia, responsable del 17,4% de las mismas.