Pensiones

Maragall promete complementar todas las pensiones hasta el salario mínimo

El discurso de investidura de Pasqual Maragall sirvió para dibujar el carácter social que tendrá el nuevo Gobierno de la Generalitat. Entre las medias económicas que el ejecutivo tripartito pretende aprobar, se encuentra la de impulsar la Ley de Complemento de las Pensiones durante el primer año de la legislatura.

Esta ley establecerá una ayuda económica anual a favor de los titulares de las pensiones contributivas y no contributivas (las asistenciales) más bajas. Esta ayuda tiene como objetivo que estos tipos de pensiones se sitúen progresivamente entre el 80% y el 100% del salario mínimo interprofesional. La ley tiene previsto regular anualmente la cantidad a percibir en cada caso por la personas beneficiarias. Según datos del Ministerio de Trabajo, existen en Cataluña unas 277.000 pensiones mínimas contributivas por debajo del salario mínimo interprofesional y unas 60.000 pensiones asistenciales, informa Raquel Pascual.

Otra de las áreas donde el discurso de Maragall ha anunciado medidas concretas es en la de medio ambiente, área controlada por sus socios de Iniciativa per Catalunya Els Verds. El futuro presidente ha anunciado la redacción de una Ley de Protección Integral del Litoral de Catalunya, que, de hecho, supondrá un freno a la actividad constructora en la zona costera.

Anuncia una batería de medidas para incentivar el alquiler de vivienda

Además, el Ejecutivo tiene prevista la creación de un canon que grave el vertido y la incineración de residuos tanto de domicilios particulares como industriales. El nuevo canon se aprobará dentro de la revisión de la ley de financiación de las infraestructuras de tratamiento de residuos y del canon sobre el vertido de residuos.

Objetivos económicos

Finalmente, Maragall anunció una batería de medidas para incentivar el alquiler de viviendas. La intención es fomentar el alquiler mediante desgravación o ayuda directa de 600 euros anuales para los arrendatarios. Será una ayuda directa a todos los hogares que vivan en régimen de alquiler libre con una renta inferior a 3,5 veces el salario mínimo interprofesional.

Además, el nuevo Ejecutivo catalán estudiará la posibilidad de ampliar la ayuda hasta el 50% de los gastos de alquiler, con un tope de 240 euros al mes, para favorecer la emancipación de los jóvenes de entre 25 y 35 años con un nivel de renta inferior a 3,5 veces el Salario Mínimo Interprofesional. En total, 42.000 viviendas protegidas entrarán en el mercado en cuatro años. El 50% del total se destinará a alquiler. También habrá incentivos fiscales para aquellas empresas que realicen contrato s temporales indefinidos.

Entre el resto de objetivos económicos está recuperar el horario comercial de 72 horas semanales y ocho festivos anuales y defender el modelo actual de las cajas de ahorros y evitar su modificación por parte del Gobierno.