Móviles

Argentina da un año de gracia a Móviles para sanear su filial

El Gobierno argentino ha prorrogado un año la Ley de Emergencia Económica, hasta el 31 de diciembre de 2004 y con ella, la amnistía patrimonial que permitía seguir operando a compañías en causa legal de disolución. La media da un respiro a la filial de Telefónica Móviles, que podrá postergar un año la obligación de restablecer el equilibrio patrimonial o enfrentarse a la disolución.

Aunque todavía está pendiente de la ratificación del presidente Néstor Kirchner, el nuevo plazo conlleva también la prórroga de varios decretos que la desarrollan. Entre ellos, el que ha permitido a la filial de Móviles, entre otras muchas compañías, seguir operando en el último año a pesar de que está en causa legal de disolución.

Así lo reflejaba la auditora Deloitte & Touche en su informe de cierre de 2002, 'la sociedad presenta un patrimonio negativo de 883 millones de pesos' y 'se encuentra comprendida en la causa de disolución por pérdida de capital social'.

Otros casos

Telefónica Móviles no está sola en sus problemas patrimoniales. Son muchas las empresas en Argentina que operan con patrimonio neto negativo debido a la pesificación. Las españolas, sin embargo, han logrado sortear el peligro y sólo la filial de Móviles está en situación patrimonial desequilibrada.

La quiebra patrimonial de 2002 se ha extendido al primer semestre de 2003, cuando el patrimonio neto negativo ascendía a 518 millones de pesos -143 millones de euros-. En seis meses, sin embargo, ha logrado mejorar bastante su posición, y genera flujo de caja positivo.

Restablecer el equilibrio financiero sigue siendo el objetivo y Móviles cuenta con una estrategia para devolver la salud financiera a su filial. La deuda de su participada es en la mayor parte intragrupo y por ello la matriz no tendrá que inyectar fondos directos. Bastará con que capitalice parte de esa deuda. En previsión de esta posibilidad, Móviles incluyó una cláusula en el acuerdo firmado con el resto de los acreedores para aplazar el vencimiento de la deuda de 2002 a 2015. Con ello, la capacidad de recibir los flujos de caja de su filial seguirá intacta sea cual sea la capitalización.

Cambios La recuperación atrae los beneficios y los clientes

La filial de Telefónica Móviles en Argentina ha logrado reducir su patrimonio neto negativo gracias a los beneficios que ha generado la revalorización del peso frente al dólar. Así, en el primer semestre pudo lucir unos beneficios de 102 millones de euros, aunque en el acumulado de los tres primeros trimestres los números negros se habían reducido a 55 millones, por las pérdidas entre julio y septiembre.

Aunque los beneficios se deban casi exclusivamente a las plusvalías por la subida del peso argentino frente al dólar, lo cierto es que el país ha encarado ya la recuperación. La filial de Móviles, que opera con el nombre de Unifón, ha logrado captar el 50% de las altas netas en los últimos trimestres y lo ha hecho en un mercado que ha vuelto a crecer. Unifón cerró septiembre con 1,75 millones de clientes, un 7% más.