_
_
_
_
_
CincoSentidos

Entrar en Harrods esta Navidad sin moverse de casa

Por muchas veces que uno haya estado, no hay viaje a Londres que esté completo sin una visita más o menos rápida a los grandes almacenes Harrods. Hay quien es adicto a su té, hay quien lo es a sus trufas y bombones y hay a quien, simplemente, le gusta disfrutar de la cuidada decoración y del ambiente de sus tiendas.

Un placer abiertamente consumista que esta Navidad podrá realizar sin salir de su casa y sin tener que aguantar las grandes aglomeraciones que se concentran frente al edificio de Brompton Road. Y es que Harrods es el único de los grandes almacenes de fama internacional (un selecto club al que pertenecen templos de las compras como Saks, Macy's, Bloomingdale, Galerías Lafayette y pocos más) que vende por Internet a consumidores en otros países. Si usted teclea en su ordenador la dirección www.harrods.co.uk tendrá acceso a una selección de productos que podrá recibir con la garantía de la casa y sin levantarse del sillón.

Pese a las ventajas del sistema, ni todo Harrods está en la Red ni todos los productos que la compañía ofrece en Internet pueden enviarse fuera de Reino Unido. Cada producto cuenta con un sello que indica si su reparto está restringido al ámbito nacional o si puede cruzar la frontera. Así, el clásico osito de peluche para los niños, por 34 euros; una cuidada caja de te de frutas con la marca de la casa, por cuatro euros, o un llavero de Paul Smith, por 50 euros, pueden ser encargados con un simple clic. Ahora bien, la cosmética realizada exclusivamente para Harrods de Rodial, por 426 euros; el último modelo de reloj deportivo de hombre de Bulgari, por 4.260 euros, o unas zapatillas japonesas terapéuticas bordadas a mano, por 83 euros, deben adquirirse en Brompton Road. Y es que hay cosas que no cambian.

Las ofertas que se ofrecen en la página están clasificadas por el precio, lo que facilita considerablemente la labor de selección. También se pueden adquirir cheques regalo (desde siete euros hasta 1.420) que le servirán para realizar compras la próxima vez que vaya a Londres. En cualquier caso, los pedidos tardan en recibirse (al menos ése es el compromiso de la compañía) un máximo de 14 días.

Por el momento, comprar en otros lugares emblemáticos como Saks (www.saksfifthavenue.com), Macy's (www.macys.com) o Galerías Lafayette (www.lafayetteboutique.com) sigue siendo patrimonio de residentes y de viajeros.

Así que si siente la tentación de adquirir las fabulosas botas de Jimmy Choo que Saks ofrece en su página web por algo menos de 900 euros tendrá que coger un avión y cruzar el Atlántico hasta Nueva York. Piense que pasear por la Quinta Avenida en Navidad es una buena forma de estrenarlas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_