Industria musical

Sony Music y BMG consolidan su fusión

El grupo alemán de medios de comunicación Bertelsmann y el gigante japonés del ocio Sony han sellado hoy el acuerdo definitivo de la fusión de sus negocios musicales. La nueva compañía se coniverte en la segunda mayor del sector, por detrás de Universal Music, recientemente adquirida por General Electric a Vivendi.

La fusión de Sony Music y BMG fue acordada ya el mes pasado en una operación encaminada a reducir costes en un momento de grave crisis en la industria discográfica con una fortísima caída de las ventas. El nuevo sello está participado al 50% por los dos grupos, aunque quedan fuera las unidades editoriales y la producción de discos compactos.

Según fuentes del sector, la nueva casa discográfica, que tendrá su sede en Nueva York, asumirá una deuda de 90 millones de euros de la japonesa, aunque el acuerdo no implica ningún pago en metálico. El pacto deberá ahora ser revisado por las autoridades de la Competencia tanto estadounidenses como europeas. El Ejecutivo comunitario ya indicó cuando se alcanzó el preacuerdo que tendría en cuenta la difícil coyuntura del sector a la hora de aprobar la fusión.

Esste acuerdo llega poco después de que el grupo estadounidense Time Warner haya vendido al un grupo inversor liderado por Edgar Bronfman Jr. su filial de música por 2.200 millones de euros. El que fuera antes propietario de Universal frustró así la segunda gran fusión del sector que la británica EMI negociaba con Warner Music. El grupo estadounidense prefirió al final un acuerdo que le ofrecía mayor liquidez y, con ello, recursos para reducir su abultada deuda.