Actividad

La fuerza del euro daña la exportación alemana

El valor total de las mercancías exportadas retrocedió hasta 58.200 millones de euros. Las importaciones mejoraron, por su parte, un 0,1% interanual, hasta 47.400 millones de euros. El descenso de las exportaciones en octubre cogió por sorpresa a los expertos, sobre todo tras el aumento de las señales de recuperación de la primera economía de la eurozona, la mejora de la confianza y la subida de los índices bursátiles.

La responsabilidad del euro en la bajada de las ventas al exterior en octubre divide a los analistas. Para muchos, la carrera alcista de la divisa europea, que desde septiembre ha recuperado un 13% de su valor frente al dólar, está minando la competitividad de las exportadoras alemanas al encarecer sus productos fuera del área. Argumentan que los datos regionales apuntan a un descenso de las ventas fuera de la eurozona, pero no dentro de ella o en países estrechamente relacionados con la moneda única. Según la Oficina Federal de Estadística, las ventas alemanas a terceros países cayeron un 8,5% en octubre, mientras que la distribución dentro de la unión monetaria mejoró un 5%.

Tras conocerse las cifras, la Federación de Mayoristas y Exportadores Alemanes (BGA) se apresuró a revisar a la baja sus previsiones para el conjunto del año. Según la BGA, las ventas al exterior crecerán en 2003 sólo entre el 1,5% y el 1,8%, frente al 3,5% previsto. 'Debido a la debilidad del dólar no está claro en qué medida Alemania podrá participar en los próximos meses de la recuperación de la economía mundial', dijo el presidente de la BGA, Anton F. Boerner. 'Nos encontramos entre el optimismo por la mejora de la coyuntura mundial y los efectos negativos del tipo de cambio', añadió.

La caída registrada por las ventas es la más abultada en un solo mes en los últimos 10 años

Para otros expertos, la subida del euro frente al dólar no es tan relevante en el descenso de las exportaciones y otros factores como la estabilización del crecimiento del PIB en Estados Unidos, primer socio comercial de Alemania y al que se dirigen un 10% de sus exportaciones, han desempeñado un papel mayor. Jörg Krämer, analista de la sociedad de fondos de inversión Invesco, consideró que la escalada del euro no es la causa principal de los malos datos de octubre. 'La fortaleza de la moneda única también influyó en meses anteriores en los que las exportaciones subieron', dijo.

El marco siempre estuvo más apreciado con el dólar

Ernst Welteke, presidente del Bundesbank y miembro del Consejo del BCE, aseguró ayer que el euro cotiza cerca de su nivel de largo plazo tras su reciente subida frente al dólar. Agregó que el alza de la moneda europea frente al dólar no ahogaría la recuperación incipiente de la zona euro, y que las tasas de interés en la región son lo suficientemente bajas como para respaldar una recuperación. En la conferencia de prensa de fin de año del Bundesbank, Welteke dijo: 'El tipo de cambio del euro no está lejos de su promedio de largo plazo y por eso no debería haber consecuencias mayores para competir'. Ayer se cambiaba a 1,2242 dólares, con una leve baja desde el cierre del martes a 1,2258 unidades de moneda estadounidense, pero igualmente un nivel elevado después de marcar varios cierres diarios seguidos a máximos históricos. Por otra parte, la Asociación de la Banca Europea dijo en un comunicado que 'sólo a partir de un nivel de 1,5 dólares por euro tendríamos motivos para preocuparnos por la competitividad de nuestra industria'.

Algunos economistas añaden que la subida del euro tampoco es tan pronunciada si se la compara con las registradas en años anteriores por el marco alemán u otras monedas nacionales frente al dólar. Ahora un dólar vale 0,81 euros; pero durante los 50 años de historia del marco alemán, el valor medio del billete verde se mantuvo por encima y en los anos cincuenta y sesenta superaba la media de 1,5 euros.