NYSE

Wall Street cede posiciones pese al mensaje positivo de Greenspan

Un cierto optimismo cundió en forma de repuntes en los índices de Wall Street e incluso en los bonos del Tesoro, cuyo precio subió ligeramente, cuando la Reserva Federal confirmó que mantendrá la política expansiva durante un 'periodo considerable' de tiempo. Pero el auge murió pronto y todo retornó a su cauce. El S&P 500 perdió un 0,85%, el Nasdaq cayó un 2,08% y el Dow Jones retrocedió un 0,42%, pese a haber tocado los 10.000 puntos en dos ocasiones.

La combinación de la debilidad del dólar con el alza de las materias primas hace prever un horizonte inflacionista. Pero no con la suficiente certidumbre como para que la Fed se decida a anunciar un endurecimiento de su política monetaria, algo que confirmaría que la reactivación económica es sólida. En consecuencia, la cautela del presidente de la Reserva, Alan Greenspan, se tradujo en pesimismo para el mercado.

La Fed mantiene el mismo mensaje desde agosto, para sorpresa de los analistas, que esperaban que esta vez no apareciera en la redacción del comunicado. El texto admite que los riesgos de una caída de la inflación 'se han reducido en meses recientes', pero señala que el riesgo de incurrir en la que ha dado en llamar deflación, o en inflación, es el mismo. Sobre al mercado laboral, la Reserva constata que 'parece que está mejorando modestamente'.

La Reserva Federal reconoce 'modestas mejoras' en el mercado laboral y atenúa los riesgos de deflación

Gana General Motors

Ante la falta de novedades en el frente macroeconómico, algunas noticias empresariales marcaron la sesión. Así, General Motors lideró las ganancias en el Dow Jones con una subida del 2,31%.

Los títulos de la empresa subieron después de que Goldman Sachs publicará un informe que recomienda 'sobreponderar' y fija el precio objetivo para 2004 en 60 dólares. Goldman Sachs estima que los beneficios por acción de la empresa de Detroit serán de 6,25 dólares en 2004, 87 céntimos más que la previsión para este año.

Otra historia fue la de la fabricante de semiconductores Texas Instruments. La compañía informó el lunes de que sus ventas en el cuarto trimestre alcanzarán 2.770 millones de dólares, muy por encima de las previsiones de octubre. Pese a ello, la compañía cotizó a la baja y perdió un 2,9%. Los analistas justificaron el descenso con el argumento de que las mejoras ya están descontadas. Otros grandes valores también cedieron terreno. Intel cayó un 4,45%, mientras que Procter & Gamble cedió un 0,29%.