Acuerdo en Cataluña

Baleares y Madrid superan a Cataluña en solidaridad interregional

La pretensión de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) de reducir al máximo la aportación de la Generalitat catalana al Estado central pone de nuevo sobre el tapete el viejo debate sobre las balanzas fiscales (ingresos menos gastos) de cada una de las comunidades autónomas respecto al Estado central. Un reciente estudio de la Fundación BBVA, arroja luz sobre este asunto, sobre el que el Gobierno central se ha mostrado remiso a publicar cifras oficiales.

El estudio de la citada fundación, que analiza el comportamiento de las comunidades en buena parte de la pasada década, revela cómo Cataluña es una de las tres regiones que aporta fondos a las cuentas nacionales en términos netos, mientras que el resto los recibe. En cifras absolutas, el saldo neto catalán (lo que aporta menos lo que recibe) superó durante el primer quinquenio de los noventa más de 2.400 millones de euros anuales. En términos relativos (teniendo en cuenta la población), el excedente catalán a favor del Estado (déficit si se mide desde el lado de la Generalitat) alcanzó una media de 394,1 euros per cápita.

Este generoso superávit (déficit para Cataluña), sin embargo, es ampliamente superado por otras dos comunidades, que han gozado en los últimos años de un gran dinamismo económico. Una de ellas es Baleares.

En la pasada década contó con un saldo fiscal a favor del Estado de 871 euros por habitante. La otra es Madrid, que ha aportado en términos netos 1.243 euros por habitante, o lo que es lo mismo una media anual de 6.237 millones de euros. Si la comparación se efectúa incluyendo la ayuda recibida desde la UE, se refuerzan aún más las tendencias. Las tres comunidades más solidarias (Madrid, Baleares y Cataluña) profundizan su aportación neta y las más pobres reciben una mayor parte de recursos.

Asimismo, el modelo de financiación autonómica actual, pactado en 2001, que quieren revisar ahora ERC y los socialistas catalanes, prevé un mecanismo de compensación (fondo de suficiencia) que cubre la diferencia entre las necesidades de cada comunidad y sus recursos tributarios. Para 2004, este 'fondo de suficiencia' asciende a 25.185 millones de euros, de los que Cataluña recibirá el 8,2%, siendo la cuarta región más beneficiada, tras Andalucía, Galicia, Canarias y Castilla y León.