Medios de comunicación

La justicia pide a Vivendi más datos para el 'caso Messier'

La justicia francesa reclama a Vivendi Universal más documentación antes de iniciar la causa contra el antiguo presidente de la compañía, Jean-Marie Messier. La multinacional rechazó en agosto pagar a Messier la indemnización, cifrada en 20,5 millones de euros, y denunció a su antiguo directivo y al ex consejero delegado, Eric Licoys, por considerar que los dos ejecutivos acordaron sus respectivas indemnizaciones sin el beneplácito del consejo. La empresa pide la misma cantidad como daños y perjuicios. Vivendi tendrá que pagar una multa de 500.000 euros por cada día que pase a partir del 26 de enero sin que presente los documentos requeridos. La corte celebrará una vista a puerta cerrada el 26 de enero. La pública tendrá lugar el 1 de marzo.

Messier fue despedido en julio de 2002, después de que a Vivendi se le acumularan las pérdidas y las deudas (14.000 millones) a resultas de la política expansiva lanzada por el directivo y que convirtió a una compañía de 150 años de edad dedicada al tratamiento de aguas en un conglomerado mundial de medios de comunicación.

Messier pactó su despido en junio, bajo el amparo de un tribunal de arbitraje estadounidense. La nueva junta calificó la decisión de 'escandalosa', recurrió en París y logró la paralización en septiembre. Entonces, Messier buscó el amparo de la Corte Suprema de Nueva York, aunque el proceso prosigue en Francia.

El sucesor de Messier en el cargo, Jean-René Fourtou, se comprometió el pasado mes de junio ante la junta de accionistas de junio a no pagar a Messier la indemnización.