Pacto salarial

Patronal y sindicatos garantizan paz social y moderación salarial en 2004

Las direcciones confederales de los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CC OO) y la dirección de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) han decidido cerrar en pocas jornadas la negociación salarial de 2004: han prorrogado el acuerdo de 2003, que ha generado buenos dividendos en materia de moderación de costes laborales y de paz social, variables básicas para el desenvolvimiento de los negocios y la buena marcha de la actividad económica.

Para 2004, y pese a haber mostrado los sindicatos que los empresarios no habían cumplido del todo su parte, especialmente en materia de inversión y de estabilidad en el empleo, se prorroga el texto vigente, con ligeras modificaciones todavía no perfiladas. Así, en cuanto a actualizaciones salariales, las partes declaran su intención de 'llevar a cabo una política de moderado crecimiento de los salarios que permita adaptarse al contexto económico, apoyar el descenso de la inflación y la mejora de la competitividad, potenciar la inversión productiva y favorecer el empleo estable y seguro'.

La referencia de inflación a tener en cuenta será la previsión establecida por el Gobierno, el 2%. Se permite que haya incrementos superiores a la inflación, para 'sostener el crecimiento del poder adquisitivo sobre el que se sustenta el consumo', pero 'dentro de los límites derivados del incremento de la productividad, para favorecer las inversiones y la creación de empleo en las empresas'.

La lectura práctica de estos planteamientos supone un comportamiento de las subidas salariales similar al desarrollado en 2003. Subidas salariales situadas en una horquilla entre el 2% y el 3%, y estableciendo cláusulas de garantía para corregir las desviaciones en la estimación de inflación, 'siempre que no trunquen el objetivo de moderación salarial', esto es: que corrijan la desviación, pero que no supongan fuertes avances nominales de los salarios.

Esta acelerada prórroga de los acuerdos de negociación colectiva para 2004 esconde la preocupación de las partes (patronal y sindicatos) por la intención del Gobierno de proceder de forma negociada si es posible, y de forma ejecutiva si no, a una reforma de la estructura de los convenios colectivos, que, a su juicio, esconden trabas a la moderación salarial.

Las cifras

4,5% Porcentaje de trabajadores que disponen de cláusula de revisión salarial en 2003, y que actúa si el IPC supera el 2,48%.

3,09% Avance anual del coste laboral detectado por el índice de costes laborales. Industria y construcción suben un 5%.

76% Incremento salarial medio pactado en los convenios colectivos de 2003.

Convenios. Las cuatro claves fundamentales

Coste laboral

La negociación salarial Debe tener en cuenta que el crecimiento de los salarios debería tener también como referencia los costes laborales unitarios, de forma tal que la cifra resultante permita a las empresas, en particular a las abiertas a la competencia internacional, mantener, al menos, su posición actual y no verse perjudicadas respecto a sus competidores. En los ejercicios en los que no ha existido pacto, la patronal recomendaba tomar la inflación europea como variable salarial.

Pacto modelo

Adaptarse a la empresa

A pesar de los criterios generales de negociación y de la posibilidad de acogerse a la cláusula de inaplicación salarial (descuelgue), el pacto recomienda a los negociadores que 'en cada caso deben tener en cuenta las circunstancias específicas de su ámbito para fijar las condiciones salariales, todo ello dentro de los objetivos señalados con carácter general'. El pacto establece también la necesidad de establecer claramente en convenio las condiciones de remuneración variable y fija.

Fijos y temporales

Fomentar la estabilidad El pacto fija como primer objetivo la generación de empleo; pero recuerda que la estabilidad en la ocupación es un 'factor de competitividad para las empresas y de seguridad para los trabajadores'. Por ello, los convenios deben recoger, según el pacto, 'promoción de la contratación fija, conversión de temporales en fijos, y establecer fórmulas que eviten el encadenamiento injustificado de contratos temporales'. Pide que los temporales respondan a causas temporales.

Flexibilidad interna

Estímulo a la movilidad El pacto salarial reconoce la necesidad de fomentar la flexibilidad laboral interna para hacer frente a los nuevos retos de competitividad de las empresas, especialmente desde la apertura de los mercados del Este europeo. Para ello pide que los convenios activen todos los instrumentos que están a su alcance, como la formación profesional continua, la reclasificación profesional para permitir la movilidad interna, la redistribución de la jornada laboral, etc.