Fraude

Un estudio desvela que el 5% de los autónomos son en realidad trabajadores por cuenta ajena

El 5% de los cotizantes en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos son "falsos autónomos", es decir, trabajadores que, aunque cotizan como emprendedores, no disponen de capacidad de organización de su trabajo, puesto que hay una empresa que fija sus horarios y hasta el lugar en el que han de desempeñarlo. Así lo desvela un informe elaborado por el Gabinete de Estudios Socioeconómicos de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA).

El coordinador general de ATA define como "falso autónomo" a aquel trabajador que, "aunque cotiza en el mismo régimen que el resto de los autónomos, no dispone de la capacidad de organización de su trabajo, ya que desde la empresa le marcan el horario laboral; en muchas ocasiones acude a un centro de trabajo y realiza un falso trabajo por cuenta propia en sustitución por un trabajo por cuenta ajena".

Amor ha dirigido un comunicado a la Inspección de Trabajo en el que le conmina a "acabar con la práctica, cada día más habitual en determinadas empresas, de encubrir relaciones laborales asalariadas, como relaciones puramente mercantiles realizadas por falsos autónomos".

Según datos de julio de 2003, la cifra de falsos autónomos alcanzaba los 137.744, prácticamente el doble que cinco años antes. La media nacional se calcula en el 5,01%; Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña, País Vasco, Murcia y Baleares superan esa cifra. Por debajo están Castilla y León, Galicia, Ceuta y Melilla y Castilla La Mancha.

El informe también ofrece un perfil del falso autónomo: es un hombre (el 91,87% de ellos lo son, frente al 8,13% de mujeres) joven (el 47% son menores de 35 años y sólo el 6% supera los 55 años) que trabaja en un empresa de tamaña mediano (representan el

35%) del sector servicios (el 75% se encuadran en esta actividad económica).

Dentro del sector servicios, destaca como rama de actividad con mayor presencia de falsos autónomos (17,9%), el reparto de mercancías y mensajería; los agentes comerciales, inmobiliarios y de seguros que suponen el 9,8%; transporte con el 7,7%; y

los profesionales de la comunicación: periodistas y reporteros gráficos, con el 6,5%.