BCE

Trichet cree que un euro fuerte favorece el consumo

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, destacó ayer durante la rueda de prensa posterior al consejo de gobernadores del organismo comunitario que la apreciación de la divisa europea con respecto al dólar permitirá incrementar el consumo privado en la zona euro y favorecerá la creación de empleo.

Los presidentes de los bancos centrales de los países miembros de la zona euro decidieron mantener el precio del dinero en el 2%. El BCE redujo el pasado 5 de junio sus tipos de interés a su actual nivel, manteniéndolos desde entonces.

Para Trichet la fortaleza del euro contribuye a generar 'confianza' en la economía de la eurozona, lo que permitirá que el consumo privado se sostenga y participará también en la creación de empleo gracias al efecto 'positivo' del descenso de los precios de los bienes de importación.

Asimismo, el presidente del BCE confirmó que la reactivación de la economía es ya una realidad y señaló que la confianza de los actores económicos continúa mejorando. Los últimos indicadores 'han confirmado que la recuperación de la actividad económica en la zona euro ha comenzado', añadió.

La mejora será gradual durante los próximos trimestres y permitirá que en los próximos años se consolide y experimente una aceleración.

Estos datos positivos avalan la decisión de mantener tipos, decidida ayer por el BCE. Trichet manifestó que el precio actual del dinero se encuentra en su nivel 'apropiado', lo que hace prever que el instituto no variará su política monetaria a corto plazo.

No obstante, Jean-Claude Trichet explicó que las previsiones de la entidad son hipótesis de trabajo enmarcadas en el Pacto de Estabilidad, y advirtió a los países de la zona euro que el 'respeto pleno' del mismo es una condición imprescindible para su realización, dejando abierta la posibilidad de subir los tipos en caso de que los déficit públicos no se controlen.

Paro en Alemania

El desempleo creció en noviembre en Alemania, aunque a ritmo más lento, lo que para algunos expertos es señal de que comienza la recuperación. El paro subió hasta 4,184 millones de personas, 32.700 más que en octubre y 158.700 más que hace un año.