Fraude

Hacienda detecta fraude en la venta de 15.000 coches de lujo

Hacienda acabar de dar un duro golpe a quienes se dedican a la importación fraudulenta de vehículos de lujo. El trabajo es fruto de las investigaciones realizadas durante el último año y medio por el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales en coordinación con el de Inspección. Concretamente, se ha detectado un fraude de 173 millones de euros en las ventas de 15.000 coches de gama alta, procedentes de la UE.

Están implicadas más de 200 empresas. La Agencia Tributaria ha denunciado a 54 de ellas por presunto delito fiscal. A otras 150 se les ha levantado actas de inspección. En gran parte de ellas está generalizada la utilización de testaferros.

El fraude consiste en declarar un valor de venta del vehículo en España muy inferior al real, por lo que se pagan menos impuestos, ya que tanto el IVA (16%) como el impuesto especial sobre determinados medios de transporte o impuesto de matriculación (12%) se aplican sobre el precio de venta.

Por ejemplo, un coche cuyo precio antes de impuestos sea 40.000 euros tendría que pagar en impuestos 11.200 euros. Si declara como vehículo de segunda mano por un precio de 10.000 euros, sólo pagaría en impuestos 2.800 euros con lo que se estaría defraudando 8.400 euros.

En otras ocasiones el defraudador, que suele ser una empresa intermediaria entre fabricante y comprador final, utiliza sociedades interpuestas para cobrar un IVA que no ha soportado (en coches procedentes de la UE, el tributo se paga en el país de destino y no en el de origen). El director de la Agencia Tributaria, Salvador Ruiz Gallud, señaló ayer que, aunque este fraude no está generalizado sí ha avanzado en algunos países. 'Se potenciará la coordinación con otras administraciones europeas para evitar que se extienda', dijo. En 2002 se matricularon en España 1,6 millones de vehículos, de los que 918.000 se importaron desde la UE. El 30% procedía de Alemania.