Eléctrica

EDP anuncia inversiones de 3.250 millones para los próximos tres años

Las inversiones previstas se financiarán con los recursos generados por la propia empresa, por lo que no tendrán un impacto negativo en la deuda, que EDP pretende reducir hasta mil millones en 2006, según fuentes de la eléctrica. El dividendo aumentará entre un 7% y un 8% anual entre 2003 y 2006.

EDP quiere mejorar su capacidad de generación en España y Portugal, para lo que pretende añadir 2,7 gigavatios de potencia con la entrada en funcionamiento de las centrales hidroeléctricas de Alqueva y Venda Nova, de los ciclos combinados de Carregado y Soto (España), y de nuevas plantas de producción de energías renovables.

La eléctrica lusa prevé reducir su participación en REN, el gestor de la red de alta tensión portugués, del 30% actual al 55% y vender activos inmobiliarios por valor de 70 millones de euros. Además, tiene previsto ceder los contratos de adquisición de energía suscritos con REN.

Por el contrario, EDP se ha fijado como objetivo estratégico la integración de los activos de gas desgajados de la petrolera Galp Energía, una operación que, según la eléctrica lusa, no tendrá un impacto significativo en sus cuentas. La junta de accionistas de Galp aprobó el pasado viernes el traspaso de sus activos gasísticos a la eléctrica portuguesa con el voto en contra de Iberdrola y de la petrolera italiana Eni. La compañía calcula que la integración de las actividades eléctrica y de gas generará unas sinergias comerciales de entre 15 y 20 millones.

Con estas medidas, EDP quiere aumentar su beneficio bruto de explotación un 50% y el margen bruto de negocio, un 7%. Además, el retorno sobre el capital invertido crecerá un 4,2% en el periodo que abarca el plan.