Grandes superficies

Carrefour se prepara para vender pisos, luz, gas y teléfono

El consejo de administración de Carrefour propondrá a la junta de accionistas modificar el objeto social de la compañía para poder entrar en 'sectores hasta ahora no explotados', según un comunicado remitido a la CNMV. La nota cita 'un muy amplio espectro que abarca desde el sector financiero, hasta los servicios de telecomunicaciones, comercio electrónico, productos inmobiliarios, la electricidad y el gas, sectores, estos últimos, recientemente liberalizados'.

Aunque un portavoz de la empresa señaló que aún no hay nada decidido y que pasará algún tiempo hasta que esto ocurra, el grupo explica ante la CNMV que 'esta decisión obedece a razones económicas y estratégicas y tiene su fundamentación última en la necesidad de ampliación de las actividades de la sociedad y a la apertura y explotación de nuevos mercados'.

El texto que se propondrá en la junta del día 22 recoge la posibilidad de realizar operaciones patrimoniales, 'adquirir, vender y arrendar bienes muebles e inmuebles; adquirir, ostentar y vender valores, así como llevar a cabo operaciones financieras'. También se cita la prestación de servicios propios de las entidades de crédito mediante acuerdos empresariales, la posibilidad de alianzas con compañías de electricidad, gas y telefonía para vender este tipo de productos, y la creación de establecimientos de cambio de moneda.

Tras los pasos de El Corte Inglés

El pasado 15 de octubre, el líder de la distribución española, El Corte Inglés, inscribió en el Registro Mercantil una ampliación de su objeto social para entrar en la venta de servicios energéticos; ya antes había iniciado la comercialización de viviendas, dos sectores en los que ahora pretende entrar Carrefour. Este grupo habla ahora de vender 'terrenos, viviendas, locales, oficinas, aparcamientos, naves industriales y complejos turísticos, hoteleros y deportivos'.