Alemania

La oposición acusa a Schröder de 'arruinar la herencia del marco'

La jefa de la Unión Cristianodemócrata alemana (CDU), Angela Merkel, hizo ayer un llamamiento para frenar al Gobierno del socialdemócrata Gerhard Schröder e impedir que 'estropee' el país. 'Amigos, este hombre lo estropea todo, hay que pararlo antes de que el país haga kaputt...', dijo la líder conservadora en el congreso de la CDU inaugurado ayer en Leipzig, cuyo principal cometido es refrendar una reforma del sistema social e impositivo más ambiciosa que la del Gobierno.

Alemania vive la peor crisis económica y social desde 1949 y, según Merkel, Schröder y su ministro de Finanzas, Hans Eichel, 'han pisoteado el Pacto de Estabilidad Europeo' y arruinado 'la herencia del marco alemán', aseguró Merkel.

La política conservadora acusó al Gobierno de ser incapaz de poner en marcha las reformas necesarias para atajar la 'calamitosa' situación del mercado laboral, atenazado por el alto nivel de desempleo, y sus consecuencias en el sistema de protección social alemán.

'Precisamos crecimiento y crecimiento', señaló Merkel, para quien eso sólo será posible con el plan alternativo de su partido, 'el más profundo paquete de reformas de los últimos tiempos', opinó.

La líder conservadora rechazó la petición hecha por el canciller la pasada semana para que apoye a su Gobierno, como muestra de 'patriotismo' y para impulsar el crecimiento. Schröder se colocó así 'no muy lejos del Rey Sol', manifestó Merkel, quien afirmó que la CDU no caerá en 'semejante chantaje'.