UE

Trichet alerta del riesgo del alza en los precios de alimentos y petróleo sobre la inflación

La inflación de los países integrantes de la zona euro ha centrado hoy la atención tanto de los principales responsables de su política monetaria, como de los países integrantes en el área. Así, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, ha advertido de que la evolución favorable de la inflación no ocurrirá de una forma ¢tan rápida y sólida¢ como se esperaba en septiembre, debido a la subida de ciertos alimentos, el mantenimiento "más alto de lo esperado" del precio del petróleo y las subidas previstas de impuestos indirectos y precios regulados en algunos países.

Así, el problema de la inflación ha desviado momentáneamente la polémica sobre el excesivo déficit fiscal de Francia y Alemania, que la pasada semana llevó a romper los principios del Pacto de Estabilidad. Los ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) decidieron no multar a estos países por superar el límite de déficit del 3%.

Necesidad de reformar el Pacto de Estabilidad

Ante las críticas recibidas por esta decisión, el ministro alemán de Finanzas, Hans Eichel, ha señalado hoy que en el caso de se produzca una reforma del Pacto, debería darse un trato semejante al criterio del déficit y al de la inflación que, en su opinión, se pasa por alto. Según Eichel, actualmente se discute muy poco acerca de ¢por qué otros países tienen una inflación tan alta¢, cuando el Pacto, no sólo estableció el límite del 3% del PIB para el déficit, sino que también se marcaron pautas para la inflación y el endeudamiento, aunque, generalmente, son poco observadas. Actualmente, el Banco Central Europeo (BCE) establece un límite del 2% para la inflación con el objetivo de mantener la estabilidad de los precios. El ministro alemán, ha apuntado que, los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) de algunos de los países integrantes de la eurozona, como España, Finlandia y Holanda, superan este techo.

Esta necesidad de reforma del Pacto de Estabilidad que predican algunos países no es compartida por el Banco Central Europeo. Trichet se ha declarado hoy en contra de cualquier modificación de "la letra" del Pacto de estabilidad presupuestaria. "El Consejo de gobierno del BCE recomendamos no cambiar nada de la letra del Pacto, porque tiene sólidas justificaciones económicas¢, ha señalado.

El Pacto de Estabilidad "no está muerto"

Por otro lado, Eichel ha negado hoy que el Pacto de Estabilidad "esté muerto", a pesar de la decisión del Ecofin y ha considerado "injusto" penalizar a un país que no ha podido cumplir con sus objetivos de consolidación "debido a la desfavorable coyuntura económica". Asimismo, ha reiterado que tanto Alemania, como Francia se han comprometido "a continuar e incrementar sus medidas de reducción del déficit público".

En este sentido, hoy el Gobierno francés tiene previsto transmitir a la Comisión Europea su compromiso para reducir su déficit público hasta el 3,5% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2004, frente al 3,6 % anunciado en septiembre. Según el periódico La Tribune, la reducción de una décima es por una corrección del proyecto de ley de presupuestos y una contracción más importante de la prevista en el déficit.

Tipos inalterados en el 2%

A pesar de la presión del excesivo déficit de Francia y Alemania que, según los expertos, podría dar pie a una subida de tipos. Otros analistas opinan que, en su próxima reunión, el BCE mantendrá inalterado el precio del dinero en el 2%, debido a la fortaleza del euro, que continúa subiendo frente al dólar. La moneda única ha alcanzado hoy un nuevo récord en los mercados asiáticos al subir hasta los 1,2039 dólares, después de haber superado por primera vez el viernes la barrera de 1,20 dólares en un clima de marcado sentimiento negativo hacia el dólar.