Tren

ACS y Ansaldo impugnan un contrato del AVE

El consorcio liderado por la empresa Cobra ha impugnado el concurso de adjudicación de los sistemas de señalización, electrificación, telecomunicaciones y GSM-R de la línea AVE Madrid-Barcelona en el tramo entre Lleida y la Ciudad Condal. Además de Cobra, empresa del grupo ACS que preside Florentino Pérez, se integran en el grupo la italiana Ansaldo y la canadiense Nortel.

El concurso fue adjudicada el pasado día 17 al consorcio que lidera Siemens y en el que también está incluida la multinacional Alcatel y la española Indra, por el Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF).

En el texto de la impugnación se argumenta que la elección realizada por el GIF no se ha atenido a los criterios de evaluación que se establecen en el pliego de condiciones de concurso.

Cobra y Ansaldo dicen que han logrado la mejor puntuación en precio y la segunda en fiabilidad técnica

ACS 23,70 0,98%

El pliego, según los impugnantes, establece que la oferta con una cuantía económica más barata logrará una calificación de 50 puntos, igual que la oferta con una mejor calificación técnica. El resto de las propuestas para ambos apartados conseguirán una calificación decreciente, según el puesto que se les otorgue en la evaluación.

Los demandantes recuerdan que el precio fijado como referencia en la licitación para la obra concursada fue de 302.311.449 euros. El consorcio de Cobra presentó una oferta económica de 271.683.303 euros, el grupo liderado por Alstom ofertó por 323.524.020 euros y, por fin, el encabezado por Siemens entregó una propuesta económica de 335.714.700 euros.

Ansaldo, Cobra y Nortel argumentan en la impugnación que su oferta debe ser la ganadora, ya que su puntuación técnica le otorga el segundo lugar, mientras que la oferta económica era la mejor.

Aunque este extremo no ha sido confirmado, las tres compañías podrían haber presentado también una impugnación a un contrato similar para el tramo del AVE entre La Sagra y Toledo, que el GIF también ha adjudicado al grupo de Siemens.

Eduardo Montes, presidente de Siemens España, se refirió a la posibilidad de que se produjeran estas impugnaciones durante la presentación de resultados de la filial de la multinacional alemana el pasado jueves en Madrid.

Montes argumentó que el GIF había primado en este caso la fiabilidad técnica de las propuestas y recordó que en las ocasiones en que Siemens había resultado perdedor de las adjudicaciones del GIF 'no se me ha ocurrido impugnar porque el cliente es muy libre de decidir lo que mejor le parezca'. Lanzó un mensaje al grupo Ansaldo-Cobra-Nortel recordándole que 'con anterioridad ya han conseguido un gran contrato y aún quedan otros 5.000 km de líneas AVE por adjudicar en los que va a haber trabajo para todos'.

Licitación. El pliego fija la fórmula de elección

El GIF define en el pliego de condiciones del concurso cuales son los criterios que se deben seguir para proceder a la adjudicación.

Oferta económica A la propuesta con presupuesto menor se le otorgarán 50 puntos. La puntuación del resto se calcula al multiplicar 50 por la oferta más baja y dividirlo por el presupuesto de la oferta que se puntúa.

El GIF se reserva la facultad de adjudicar el contrato a la propuesta con mayor puntuación global, sin atender necesariamente a la de menor valor económico.

Retraso. Sistemas de serguridad bajo la lupa

La adjudicación de los sistemas de señalización en la línea Madrid-Barcelona se ha convertido en los más polémicos del trazado.

En el primer tramo entre Madrid y Lleida la licitación se realizó por partes: por un lado, la señalización, y por otro, la electrificación. Por un lado, las telecomunicaciones, y por otro, el GSM-R.

Los retrasos producidos en la entrada en servicio en este tramo han provocado un cambio de estrategia. En el tramo Lleida-Barcelona la licitación de la superestructura se ha hecho en un único paquete.

Alstom pone su lanzadera en la vía

Las entregas de los primeros trenes de prueba para la nueva línea de alta velocidad entre Madrid y Barcelona se están produciendo con cuenta gotas y, en algunos casos, con un cierto retraso. El tren AVE de Talgo y Bombardier realiza desde hace semanas sus primeras pruebas en la línea de alta velocidad ente Madrid y Sevilla, en una tramo habilitado para este fin cerca del taller de mantenimiento de La Sagra en Toledo. La primera unidad de ensayos del AVE de la multinacional alemana Siemens se está haciendo esperar. Estaba previsto que fuera entregada a Renfe en octubre pasado, pero el presidente de la filial española de la multinacional germana ya ha aceptado que el suministro no será posible hasta el próximo mes de febrero.

La tercera en discordia, la multinacional francesa Alstom, ha cumplido con lo plazos previstos y su primera unidad de tren de alta velocidad S-104, que hará servicios de lanzadera en la línea entre Madrid y Barcelona, ya ha sido entregada al operador ferroviario.

Antes de su puesta en servicio comercial se llevarán a cabo diversas pruebas y ensayos en los talleres de mantenimiento de La Sagra. Estas unidades pueden alcanzar una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora. Su capacidad es de 237 pasajeros. Pertenecen a la gama de trenes pendulares y están siendo fabricadas en la fábrica de Alstom en Barcelona.