Confianza

Mejora la confianza económica en la UE por el optimismo de las empresas

El 'indicador de sentimiento económico', por el que se mide la confianza en la economía, se incrementó de nuevo en noviembre, tanto en la zona euro como a la UE, informó ayer la Comisión.

En los Quince, el indicador creció un 0,6% en noviembre, la subida más elevada desde el verano, lo que eleva el indicador a una tasa de 96,5 puntos. En la zona euro, el indicador subió 0,4 puntos en noviembre, hasta alcanzar los 95,9. En ambos casos es el nivel más elevado desde mediados de 2002 en la escala que emplea el Ejecutivo comunitario para valorar la confianza en la economía y que toma como referencia los 100 puntos en 1995.

Esta mejora se debe, en particular, al incremento de la confianza en el sector industrial, dado que el factor de confianza en la UE creció fuertemente de -10 a -7 puntos, mientras que en la eurozona pasó de -8 a -7, según el comunicado oficial. El sector de la construcción y la confianza del consumidor apoyaron esta recuperación, según las mismas fuentes. Después de permanecer invariable tres meses, el indicador de la confianza de los consumidores creció en un punto tanto en la UE como en la zona euro.

Por su parte, el indicador de confianza en el comercio al por menor descendió dos puntos en la UE y uno en la zona euro en noviembre, una caída que rompe la tendencia alcista iniciada en abril.

La mejora de la confianza respecto al clima económico general se observó en casi todos los países de la UE, con subidas sustanciales en Bélgica, Dinamarca, Francia y Reino Unido. Sólo Irlanda, Luxemburgo y Austria registraron un leve descenso, de acuerdo con el Ejecutivo comunitario. A estas cifras que invitan al optimismo hay que añadir la recuperación del clima empresarial, indicador que mide la confianza de las empresas, dato que volvió a subir entre octubre y noviembre hasta alcanzar, por primera vez en dos años y medio, un saldo positivo, según la Comisión. Este índice se incrementó en 0,23 puntos en noviembre, lo que le sitúa en 0,02, 'su primer resultado positivo desde mayo de 2001', destacó el Ejecutivo comunitario.

La Comisión recuerda que la confianza empresarial combina las respuestas de los responsables de la industria a cuestiones relacionadas con las tendencias y expectativas de producción, los pedidos de exportación y las reservas de productos acabados.