Crisis en la UE

Aznar: "Hoy no es un buen día para la economía europea"

El presidente del Gobierno, José María Aznar, tachó ayer de 'durísimo golpe' a la política de estabilidad europea la decisión del Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) de suspender el procedimiento de déficit excesivo contra Francia y Alemania, previsto en el Pacto de Estabilidad, y advirtió de que esa decisión 'tendrá consecuencias' en las negociaciones de la Constitución europea.

Además, subrayó que 'hoy no es un buen día para Europa ni es un buen día para la economía europea', porque 'los tratados tienen que ser respetados' y las normas 'deben ser iguales para todos'. 'Si otros países hubiesen estado sujetos a los problemas que se han dilucidado en Bruselas, se hubiesen aplicado los tratados sin problema', añadió.

Para el presidente del Gobierno, suspender el procedimiento de déficit excesivo es un 'paso atrás desde el punto de vista económico', dado que 'la capacidad política de Europa va a depender en el futuro, como depende en el presente, de su capacidad económica'.

'Si además de no crecer más que los demás, de tener problemas estructurales que no acabamos de resolver, ponemos en riesgo y en cuestión o acabamos con la estabilidad, creo que es un paso atrás muy importante', remachó, subrayando que la capacidad económica europea 'se va deteriorando año tras año' desde 1985 frente a EE UU y que 'la economía europea necesita un sólido empuje de crecimiento' que 'se hace desde las reformas'.

'Es evidente que esta decisión tendrá consecuencias en las negociaciones de la conferencia intergubernamental (CIG)', dijo Aznar en conferencia de prensa junto a su homólogo polaco, Leszek Miller, tras la celebración ayer en Madrid de la primera cumbre bilateral hispano-polaca.

'Si se puede decidir, como se ha decidido, nada menos que la suspensión de la aplicación del tratado en un Consejo de Ministros, imagínese la importancia que tienen las discusiones sobre el sistema de votos', añadió. España defiende en la CIG que se mantenga el reparto de votos acordado en Niza, frente a Francia y Alemania que abanderan un cambio que daría más peso a los Estados con más población.

Los problemas se suceden en el Gobierno de la UE de 25

La presidencia italiana de la UE ha advertido que aún quedan obstáculos por vencer para aprobar la futura Constitución Europea. El ministro de Relaciones Exteriores italiano, Franco Frattini, ha declarado al diario Il Giornale que no está preparado para un compromiso diluido sobre la constitución, destinada a hacer más eficiente la UE de 25 países. A la oposición de España y Polonia a las propuestas de reformar los mecanismos internos para votar en la UE, podría sumarse el veto de Reino Unido, si no mantiene controles nacionales sobre áreas clave de política.