Ronda de Doha

La OMC destaca la necesidad de acuerdo frente a la guerra comercial

El presidente del Consejo General de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Carlos Pérez del Castillo, ha mostrado su decepción tras no llegar a ninguna aproximación de posiciones entre los países miembros en el tema agrícola, clave para el éxito o fracaso de la ronda de Doha.

Después de la segunda tanda de consultas con los embajadores acreditados en Ginebra, el diplomático uruguayo ha afirmado que fueron ¢útiles porque no se esquivó ninguna pregunta, pero también decepcionantes ya que no ha sido posible encontrar terreno común¢. Asimismo, ha reconocido que ¢el objetivo de las consultas era acercar a las partes, pero no hemos avanzado porque no se está en el espíritu negociador que necesitamos para inyectar dinamismo¢ a la ronda.

Según fuentes diplomáticas, el acceso a mercados para los productos agrícolas está resultando el tema más difícil dada la inflexibilidad de unos y otros, por encima de los apoyos internos o los subsidios agrícolas, en los que se ha avanzado algo. Los países en desarrollo no quieren abrir más sus mercados mientras europeos y norteamericanos continúen sus millonarias ayudas a sus agricultores, que les permite exportar sus productos a precios de dumping (competencia desleal) y arruinar a millones de campesinos del antes llamado Tercer Mundo.

La falta de avances en agricultura puede repercutir de forma negativa en los otros sectores en los que se negocia, como el acceso a los mercados para los productos industriales, que incluyen la pesca, o los cuatro temas de Singapur: inversiones, agilización de trámites aduaneros, política de competencia y transparencia en la contratación pública.