Discográficas

El ex dueño de Universal supera la oferta de EMI por Warner

Más presión para EMI. La tercera mayor discográfica del mundo ve cómo se complican sus planes, fraguados a fines del siglo pasado, para adquirir la división musical de Time Warner. Y apenas dos semanas después de que Sony Music y BMG anunciaran una fusión que rivalizará con Universal por convertirse en el primer grupo del sector.

Edgar Bronfman, ex consejero delegado de Seagram, y Haim Saban, que hasta ahora se había dedicado al negocio de la televisión infantil con la producción de programas como Power Rangers, encabezan un grupo inversor que ha ofrecido 2.500 millones de dólares por la división musical de Time Warner, cuando todo apuntaba a que la británica EMI anunciaría antes de final de año la adquisición de este negocio por 1.600 millones de dólares.

Línea editorial

La oferta de Bronfman y Saban se extiende también a la línea editorial de Time Warner sobre libros musicales y partituras. EMI, según ha publicado The Wall Street Journal, ofrece sólo por la división musical 1.000 millones en efectivo y una operación combinada de adquisición de acciones valorada en 600 millones. Según fuentes consultadas por la agencia Reuters, Time Warner elegirá mañana una de las dos ofertas. El diario estadounidense afirma, sin embargo, que la decisión no se tomará esta semana.

Las autoridades regulatorias de la Unión Europea y Estados Unidos no pondrían en principio inconveniente a la oferta del nuevo grupo inversor, según han expresado diversos analistas. Las mismas autoridades posiblemente escrutarían con detalle las consecuencias que tendría para el mercado la unión de Warner Music y EMI. La Asociación Europea de Discográficos Independientes, que agrupa a más de 1.800 compañías, presiona desde septiembre para que la Comisión Europea se opongan a la fusión entre la británica y la estadounidense.

Problemas en Bruselas

Hace tres años Time Warner y EMI tuvieron que retirar su propuesta de fusión por las objeciones que ya entonces puso Bruselas a una operación que atentaría contra la competencia en diversos mercados europeos.

EMI (The Beatles, Robbie Williams) y Warner Music (Madonna, Metallica) coparían el 24% del mercado musical mundial, mientras que BMG (Santana, AC/DC) y Sony Music (Michael Jackson, Aerosmith) alcanzarían el 25,2%, según cálculos de la agencia Bloomberg a partir de datos de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica. Analistas consultados por la agencia estiman que la compañía anunciará hoy una caída de ventas del 4,1% en los últimos seis meses de su ejercicio fiscal.

Las pérdidas sufridas en los últimos años por la industria debido a las copias ilegales y a las posibilidades ofrecidas por Internet está desembocando en un proceso de concentración, así como en una subida de las entradas de los conciertos. Según un estudio publicado ayer por la empresa londinense Informa Media Group, el sector no se recuperará hasta 2005. Las ventas caerán este año a 28.200 millones de dólares, frente a los 30.900 de 2002, año en el que ya se hablaba de crisis.

Un nuevo producto contra las pérdidas

Universal Music ha anunciado el lanzamiento de 'un nuevo producto' que busca motivar a los compradores. El Sound + Vision Deluxe es un formato que agrupa dos discos y un DVD con lo mejor de algunos artistas de Universal, como Bob Marley, The Cure, INXS, Hendrix o The Carpenters. Según ha informado la compañía, el nuevo artículo es la culminación de un estudio elaborado en Reino Unido, Alemania y Francia, los mercados europeos más importantes, orientado a captar a los compradores que obtienen discos de catálogo. El formato puede tomarse como un intento más de la industria por encarar la venta de copias ilegales. Las compañías tratan que el comprador de música opte por una obra original que además incluye DVD, imágenes firmadas, accesos a sus páginas de Internet...