UE

Prodi denuncia que el Ecofin intenta desmantelar el Pacto de Estabilidad

El presidente de la Comisión de la UE, Romano Prodi, ha advertido hoy en Estrasburgo de la existencia de "pactos" en "todo" el Consejo de Economía y Finanzas (Ecofin) para "desmantelar" el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, por lo que reclama una urgente reacción de la Eurocámara.

"[Si triunfa esta estrategia], se acabará lo poco que tenemos hoy de gobierno económico", alertó, antes de animar al Parlamento Europeo a que denuncie la situación, como hace con los planes del Ecofin de recortar los poderes presupuestarios de la Eurocámara en la futura Constitución Europea. Prodi hizo hincapié en que la Comisión aplicará el Pacto en "las fechas y plazos debidos", pero respetará las medidas de flexibilidad que, a su juicio, "lo han hecho más inteligente". "Hay que cumplirlo porque el Pacto es la defensa del euro", resumió.

El italiano puso una nota de optimismo al asegurar que el enfriamiento económico es agua pasado y aventuró un repunte este año, al que seguirá una aceleración en 2004. Ilustró la mejor coyuntura con la renovada confianza de empresas y consumidores de la Unión y el regreso al optimismo de los operadores europeos. Finalmente, Prodi aplaudió el "factible" macroplán europeo de infraestructuras e investigación mediante la conjunción de capital público y privado a corto plazo, recientemente adoptado por las instituciones comunitarias. Avanzó que la Comisión ya ha preseleccionado 56 proyectos y apostó por que el Consejo Europeo de diciembre los respalde.

Dispositivo antifraude

Ante la comisión de control presupuestario de la Eurocámara, Prodi presentó asimismo un "plan" de prevención y refuerzo de la responsabilidad política de los comisarios en casos de fraude como el de Eurostat, incluida una reforma de reglamento de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF).

Aboga por traspasar "algunas tareas horizontales" de la OLAF a la Comisión y fijar un "principio de oportunidad o discrecionalidad" que permita a la Oficina ceder a otras instituciones aquellos casos "de importancia menor". Prevé crear un dispositivo de "alerta y emergencia" en caso de irregularidades y reformar el código de conducta de la Comisión. Este anuncio no fue bien recibido por los europarlamentarios, que consideran que se trata de un parche. "¿Cómo se puede pretender que el ladrón informe al policía si el ladrón está implicado y no quiere informar?", le reprochó el eurodiputado español Juan José Bayona, quien calificó de "comité del cotilleo" el servicio ideado.

Los comisarios de Reforma Institucional Neil Kinonock y de Presupuestos Michaele Schreyer, ejercerán personalmente la tutela política del dispositivo, junto al propio Prodi. æpermil;ste volvió a dar explicaciones al Parlamento Europeo sobre el "escándalo Eurostat", tras acudir el pasado 25 de septiembre a la conferencia de presidentes de la Eurocámara. Aunque sostuvo que "los hechos más graves" en la oficina estadística se produjeron "antes de 1999", reconoció que algunos continuaron durante su gestión.

Excesivo déficit alemán

Hoy, la Comisión Europea ha adoptado dos recomendaciones para el Consejo relativas a la aplicación del procedimiento de déficit excesivo a Alemania en las que señala que las medidas tomadas en 2003 han sido insuficientes y exige nuevas medidas para poner fin a esta situación en 2005 a más tardar. Con objeto de evitar el riesgo de un déficit excesivo por cuarto año consecutivo en 2005, la Comisión considera que el ajuste en 2004 deberá ser mayor que el previsto en el proyecto de presupuesto. En concreto, recomienda una reducción del déficit ajustado en función del ciclo equivalente al 0,8% del PIB en 2004.

La respuesta de Alemania no se ha hecho esperar. El ministro de Finanzas alemán, Hans Eichel, ha advertido de que no piensa aceptar pasivamente las exigencias de la Comisión. Eichel ha señalado que Alemania quiere cumplir con el pacto pero que tiene que ser posible manejar la política de consolidación en épocas de crisis económica de manera distinta a la que exigen épocas de buena coyuntura.