Resultados

Campofrío obtiene un peor resultado por un cambio contable

El grupo Campofrío ha cerrado el tercer trimestre del año con un beneficio neto atribuible de 10,7 millones de euros, frente a los 11,2 millones del mismo periodo del año anterior por la diferencia en el impuesto de sociedades a causa del ajuste positivo contabilizado en 2002 por cambios en la normativa contable ICAC, según informa la empresa a la CNMV.

El beneficio consolidado antes de impuestos, en cambio, se eleva a 12,3 millones, lo que supone más del doble que los 5,6 millones obtenidos en el tercer trimestre del año pasado por 'el comportamiento positivo de la actividad de elaborados en España, eje central del grupo'. Según la empresa, los programas de innovación, modernización industrial y lanzamiento de nuevos productos ha permitido mejorar 'los volúmenes de ventas y márgenes del año pasado, generando un crecimiento del Ebitda para el conjunto de las actividades de elaborados en España del 20%'.

La cifra de negocio consolidada se ha situado en 945 millones de euros, lo que supone un descenso del 8% respecto al mismo periodo del año anterior. La diferencia se explica por la reducción del perímetro de consolidación del grupo en algunas filiales exteriores: Portugal, donde ha cesado la actividad de frescos, y en Polonia, donde se ha vendido la fábrica de Ostroleka. También ha influido de modo negativo el tipo de cambio del euro frente al rublo y al zloty, con una depreciación del 19% y del 14%, respectivamente.

En cuanto a la evolución de los costes, Campofrío explica que hay un mejor aprovisionamiento en comparación con el año anterior, ya que la caída del 6% en el precio del cerdo vivo ha permitido incrementar el margen un 3,7% respecto a 2002.