Ventas

El tirón de los chips reabre la esperanza para el sector tecnológico

La mayor parte de las empresas tecnológicas han presentado sus resultados entre julio y septiembre. Esta vez, y al contrario que en trimestres anteriores, sí empieza a haber signos de recuperación. Y todo gracias, según destacan algunos analistas, a las firmas de chips y semiconductores, que parecen estar ya en la senda del crecimiento.

La mayor parte de las empresas tecnológicas han presentado sus resultados entre julio y septiembre. Esta vez, y al contrario que en trimestres anteriores, sí empieza a haber signos de recuperación. Y todo gracias, según destacan algunos analistas, a las firmas de chips y semiconductores, que parecen estar ya en la senda del crecimiento.

Compañías como Texas Instruments o Intel han elevado sus cifras de ingresos y han disparado sus beneficios gracias a un aumento de la demanda. También AMD ha reducido sus pérdidas y ha incrementado su facturación por el aumento de los pedidos de chips por parte de los fabricantes de microprocesadores o de teléfonos móviles.

Además, la tendencia sigue siendo positiva. La semana pasada, la Semiconductor Industry Association (SIA) elevó las previsiones de crecimiento de venta para 2004 hasta el 19,4% desde el 16,8% que esta misma patronal del sector había estimado el pasado mes de agosto. Los expertos de la SIA señalaron como impulsores de este despegue a los mercados de Japón y China. También Gartner ha elevado sus estimaciones sobre la venta de chips para el próximo ejercicio.

Los expertos no olvidan la importancia que este segmento tiene para todo el sector tecnológico. Así, Joaquín Oliveras, director general de Sedisi, afirma que los chips son un motor para la industria, 'los buenos resultados de estas empresas muestran que hay unas expectativas de recuperación. Además, los chips tirarán de los segmentos de ordenadores que, a su vez, impulsarán al software y los servicios', afirma.

Los mercados financieros han bendecido esta recuperación. El índice de semiconductores de Filadelfia se ha revalorizado en lo que va de año más de un 60%, en torno a 13 puntos porcentuales más que el propio Nasdaq. La subida sigue contando con el apoyo de la banca de inversión. Así, JP Morgan elevó sus recomendaciones sobre Intel aumentando las previsiones de resultados mientras que JMP Securities o Prudential han hecho lo propio con Texas Instruments. Los analistas de Prudential, además, han señalado que las compañías han reducido sus inventarios.

Pero, hay más sectores con buenos resultados. Cisco Systems ha devuelto el interés por los fabricantes de equipos de telecomunicaciones tras elevar sus beneficios un 76% gracias, según sus ejecutivos, al mayor gasto de los operadores. Motorola incrementó sus ganancias y, sorprendentemente, Lucent volvió a ganar dinero después de tres años, tras un proceso de recorte de gastos que le ha llevado a despedir a más de dos tercios de su plantilla.

Sin embargo, no sucede lo mismo con sus rivales europeos. Alcatel y Ericsson no lograron salir de los números rojos y, una vez más, volvieron a ver caer sus ingresos por culpa del enésimo recorte en la inversión de sus principales clientes, France Télécom y Deutsche Telekom.

Algunos analistas han señalado a la depreciación del dólar frente al euro como uno de los grandes lastres para las empresas del Viejo Continente. Philips es un ejemplo. Sus ventas cayeron un 4%, pero habrían crecido un 6% de no incluirse la caída de la divisa estadounidense.

Beneficiados por el dólar

Una situación que, en sentido inverso, ha beneficiado a las firmas norteamericanas. IBM es un ejemplo. Sus ingresos crecieron un 8%, pero sin el efecto dólar apenas habrían aumentado un 4%. Algunos analistas, como los de Sanford Bernstein, mostraron su decepción por los resultados del gigante azul, dado que los crecimientos se han basado en la incorporación al perímetro de consolidación de empresas adquiridas, como la filial de consultoría de Pricewaterhousecoopers, y no por la propia actividad ordinaria.

La tecnología empieza a ver la luz. Ahora bien, algunos expertos advierten que el gasto tecnológico de las grandes corporaciones aún no se ha recuperado y no lo harán hasta 2004, momento en el que entren en vigor los nuevos presupuestos de las empresas.

Restan dudas

Pese al optimismo, todavía hay algunas dudas sobre la evolución que el sector tecnológico va a experimentar:

1 Nokia alerta. La compañía finlandesa ha alertado de que sus ventas caerán en el cuarto trimestre debido a la debilidad del dólar frente al euro y al progresivo declive de su filial de redes. Nokia prevé un recorte del 15% en las ventas de ésta en 2003.

2 Dell desconfía. Su director financiero, Jim Schneider, ha comentado que hay recuperación en los segmentos de consumidores y pymes. Pero insiste en que la inversión de las grandes corporaciones aún está parada.

3 Bien las 'interneteras'. Yahoo o Ebay han presentado fuertes subidas de ventas y beneficios. Dichas compañías se han visto favorecidas por las adquisiciones de Overture e Inktomi, por Yahoo, y Paypal, por Ebay.

4 Impactos de las compras. Novell ha adquirido la firma alemana de Linux, Suse. El presidente de Novell EMEA, Gerard van Kemmel, aseguró a Cinco Días que el impacto de la compra sería negativo en el ejercicio de 2004 pero positivo en 2005.

5 España. Sedisi anunció una subida de la facturación del sector informático del 4,3%. Son tres trimestres consecutivos con crecimiento, pero su director general, Joaquín Oliveras, lamenta que no haya un despegue en el sector servicios, que es el que más empleo crea.

Evolución del Software Dispar y con algunas decepciones

En el software los resultados han sido dispares, incluso con decepciones como la de Sun Microsystems. La compañía volvió a perder dinero, en parte por la falta de inversión de las grandes empresas. Sun ha sufrido varias sacudidas: una carta abierta de Merrill Lynch puso en duda su viabilidad y Standard & Poor's anunció que podía recortar su rating. Según esta agencia de calificación, se está viendo amenazada por la fuerte competencia del Windows y del Linux en el negocio de los sistemas operativos en los servidores de Internet.

Microsoft abrumó a los mercados con unos fuertes aumentos de ingresos y beneficios. Pero los resultados no gustaron a los analistas, quienes señalaron que los nuevos contratos con clientes corporativos, especialmente los de seguridad informática contra virus, habían caído, en una muestra de que Microsoft había perdido cuota de mercado. Peoplesoft sufrió ligeras pérdidas por culpa de los costes de la integración de JD Edwards. Aunque disparó sus ingresos un 32% gracias a dicha operación, lo que muestra, según los ejecutivos de Peoplesoft, que no han perdido clientes pese a la opa de Oracle.

Por último, SAP presentó una subida de beneficios superior a lo previsto por los analistas. La firma insiste que ha elevado la cuota de mercado en EE UU en software empresarial hasta el 57% desde el 48% que poseía en septiembre de 2002.