Resultados

El beneficio de las grandes empresas se dispara un 717%

Ocho veces más. Así de espectacular, un 717%, es la tasa de crecimiento de los resultados de las empresas incluidas en el índice Ibex 35 en los nueve primeros meses del año con respecto al mismo periodo de 2002. Un porcentaje, sin embargo, muy poco ilustrativo, dado el efecto distorsionador de Telefónica Móviles, recogido también por su matriz, que el año pasado realizó saneamientos por la paralización del negocio de UMTS en Europa. Pero aun sin tener en cuenta el impacto de la operadora de telecomunicaciones, el incremento de los beneficios es todavía notable, cercano al 20%. Se consolida, por tanto, la mejora en las cuentas después de un ejercicio 2002 de tasas negativas.

Salvedades aparte, lo cierto es que las cuentas de las principales compañías de la Bolsa española han consolidado la tendencia de mejoría observada en los primeros compases del año. De hecho, la cifra acumulada de beneficio neto alcanzada, más de 16.000 millones, es la mayor nunca registrada en los nueve primeros meses de un ejercicio.

Los drásticos planes adoptados por muchas compañías para intentar hacer frente a la crisis económica mundial y a un entorno de competencia creciente comienzan a dar sus frutos. Procesos de saneamiento de balances, reestructuración de deuda y venta de activos no rentables llevados a cabo por las compañías en los últimos meses han permitido, en líneas generales, el incremento de las cifras presentadas a los accionistas.

Unas cuentas que, a grandes rasgos, 'se han comportado mejor de lo previsto', indica José Luis Martínez, economista de Citigroup, quien prevé que la mejoría se prolongue en lo que queda de ejercicio.

Un dato llamativo es la persistente debilidad de la línea de ingresos. El incremento de los resultados procede fundamentalmente de la parte baja de la tabla, es decir, vía reducción de costes, mientras que la parte alta continúa endeble. De hecho, la cifra agregada de ingresos se ha reducido algo más del 2% en el los nueve meses, lo que indica que la demanda no terminan de recuperarse. La debilidad del dólar frente al euro y la evolución de las divisas latinoamericanas han jugado en contra de muchas de las compañías. 'Echamos de menos una mayor sostenibilidad en las ventas', afirma Juan María Soler, de Sabadell Banca Privada.

La contención de gastos ha sido, por tanto, el gran artífice de la mejora. Las empresas han incidido en la reducción de costes de personal, la externalización de los servicios y el aligeramiento de la carga de costes financieros, a través de los programas de reducción de deuda, especialmente en las grandes compañías como Telefónica o Endesa.

Caída trimestral

Los datos de crecimiento en el tercer trimestre, sin embargo, no son tan halagüeños como en el acumulado de nueve meses. Las empresas ganaron entre julio y septiembre un 3% que en los mismos tres meses de 2002. La gran banca es, en gran medida, responsable de este descenso, con SCH y BBVA a la cabeza.

Reducción de gastos

El crecimiento de las cuentas de las compañías del Ibex se apoya principalmente en la contención de costes, mientras que los ingresos continúan mostrando debilidad. Los procesos de saneamiento llevados a cabo en el último año han permitido la mejora.

Pérdidas: Los costes de la fusión pesan en las cuentas

æscaron;nicamente dos de las compañías que integran el Ibex 35 han sufrido pérdidas en nueve meses, Sogecable y Terra. La plataforma de televisión fue la empresa que presentó mayores números rojos, 143,8 millones. El aumento de las pérdidas de la compañía obedeció a los costes extraordinarios relacionados con la integración de Vía Digital el pasado mes de julio. Los costes de reestructuración ascendieron a 126,9 millones de euros. Sin embargo, la cifra de ingresos del grupo creció un 12,1%, hasta 809,5 millones, impulsada por la incorporación de los casi 700.000 abonados procedentes de Vía Digital. Terra, por su parte, registró una pérdida entre enero y septiembre de 137 millones, frente a los 332 millones negativos registrados en el mismo periodo de 2002. La compañía de Internet ingresó en el periodo 390 millones, un 16% menos.

Resultado neto: Recupera la posición de liderazgo

Los resultados de Telefónica, que se hicieron públicos ayer, han hecho recuperar a la operadora de telecomunicaciones el liderazgo por beneficio neto entre las 35 empresas del Ibex. La compañía, que ganó entre enero y septiembre 2.014 millones de euros, superó al resultado obtenido por SCH, el segundo clasificado, que ganó 84 millones en los nueve primeros meses del ejercicio. El tercer y cuarto puesto lo ocupan BBVA, que obtuvo un beneficio de 1.739 millones, y Repsol, 1.763 millones. Telefónica, que el año pasado fue la empresa con más pérdidas por el saneamiento del negocio de UMTS, ha desplazado a la petrolera al frente de las ganancias. Acciona, Telefónica Móviles y las eléctricas Iberdrola y Endesa también destacan en la parte alta de la tabla de resultados de las empresas.

Facturación: La petrolera encabeza la tabla por ingresos

Repsol se mantiene a la cabeza de las grandes empresas españolas por cifra de negocio. La petrolera ingresó en los nueve primeros meses del año 27.044 millones de euros, con un incremento del 2% con respecto a la facturación del mismo periodo de 2002. La compañía volvió a batir a Telefónica, la segunda empresa por volumen de negocio, que ingresó 20.833 millones entre enero y septiembre. A pesar del incremento de los ingresos de Repsol, el beneficio neto a septiembre retrocedió un 8,8%, hasta alcanzar 1.763 millones. El factor fundamental de este descenso fue la venta el año pasado del 23% de su participada Gas Natural, operación que generó una plusvalía de más de 1.000 millones. La compañía anunció planes de reducción de deuda y de incremento de dividendo.