Ocio

Advent hará de Parques Reunidos un grupo de ocio de ámbito europeo

La sociedad de capital riesgo Advent está a un paso de hacerse con el control de Parques Reunidos después de que la CNMV aprobara ayer la opa presentada sobre el 100% de la compañía de ocio. La oferta está condicionada a la adquisición de al menos el 75% del capital, aunque los responsables de Advent prevén superar este porcentaje.

Los accionistas de referencia se han comprometido a transmitir en la opa el 57,30% de los títulos y, en el caso de los minoritarios, es la única oportunidad que tienen para lograr liquidez, ya que la intención de Advent es sacar a Parques Reunidos de la Bolsa. El precio de la opa es de 6,25 euros por título.

Una vez que deje de cotizar, la compañía que dirige José Manuel Bermejo se convertirá en la cabecera de un grupo de ocio de ámbito europeo. La intención es adquirir activos en diferentes países para completar la estructura actual de Parques Reunidos que aspira así a convertirse en líder del sector, según fuentes de la compañía de ocio.

Lo que de momento se mantendrá es el equipo directivo de la empresa española, así como su estrategia comercial y de marketing. 'Todos los proyectos de comercialización, fidelización y de gastronomía que estaban previstos para 2004 van a continuar como hasta ahora', puntualizó un portavoz de Parques Reunidos.

Tras esta operación, que se prevé concluya a final de enero, Advent no tiene previsto dar entrada en el capital del nuevo grupo europeo que pretende crear a ninguna sociedad relacionada con el sector financiero ni turístico.

Norias y elefantes en el capital riesgo

Parques Reunidos vuelve a caer en los brazos del capital riesgo. La compañía ya fue participada por, entre otras, la sociedad española Mercapital y la estadounidense Apax. Mercapital adquirió en 1994 un 66% de la empresa que gestiona el Parque de Atracciones y el Zoo de Madrid, varios acuáticos y parques naturales. En 1999 la sacaron a Bolsa, al precio de 9,5 euros por acción. Para celebrar el estreno bursátil los gestores llevaron a la elefanta Clarisa al parqué. Hubo que sedarla cuando arremetió contra el mobiliario. Al desplome de Clarisa le siguió el de las acciones de Parques. Pero la noria empresarial da muchas vueltas y este verano la empresa se convirtió en pastel apetecido por Bridgepoint y Nmás1. Al final se lo lleva Advent.