Litigios

Telefónica y el Santander se enfrentan en un tribunal argentino

Entre los múltiples conflictos que la pesificación de la economía argentina ha provocado entre acreedores y deudores, uno ha terminado con las filiales del banco Santander Central Hispano y de Telefónica Móviles en los tribunales.

La raíz del litigio es un crédito concedido por el banco a la operadora española cuando un peso en Argentina equivalía a un dólar. En ese momento, el préstamo se firmó en la divisa norteamericana, porque en el fondo y en la forma daba lo mismo. Pero la situación cambió drásticamente poco después.

Los 10,4 millones de dólares adeudados por Telefónica Móviles Argentina al Banco Río de la Plata -propiedad al 98,85% del SCH- se convirtieron primero en la mitad de gravosos en pesos y luego en un tercio cuando el Gobierno argentino devaluó la moneda y pesificó el país, entre diciembre de 2001 y enero de 2002. Y en esos mismos días venció el préstamo entre las sociedades españolas.

TELEFÓNICA 3,48 0,87%
SANTANDER 3,17 -0,70%

Ninguna de las dos compañías niega que el crédito se firmara en dólares, y así consta en un documento oficial remitido a la Bolsa bonaerense por la operadora. La discusión está en la moneda en que ha de devolverse.

Telefónica Móviles argumenta que la Ley de Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario y las normativas adicionales que la desarrollan -en concreto, el Decreto 214/02- avalan la pesificación de la deuda. Los 10,4 millones de dólares se convirtieron para ella en la misma cantidad de pesos, aunque la relación entre una y otra divisa fuera entonces ya muy dispar.

El SCH no estuvo de acuerdo. Los primeros signos de desavenencias se pusieron de manifiesto cuando el banco se negó a identificar la cuenta en pesos donde Telefónica debía hacer el depósito de las cantidades adeudadas. Aun así, la operadora siguió el proceso y en marzo de 2002 hizo el ingreso, pero no ante el banco, sino en una consigna judicial. El SCH se mantuvo firme en su exigencia de un pago en dólares y, ante la falta de acuerdo, ambas empresas terminaron en los tribunales.

Fuentes cercanas a las compañías aseguran que, pese al conflicto judicial, la relación entre Telefónica Móviles Argentina y el Banco Río de la Plata es 'muy cordial' y que en ningún momento ha habido enfrentamientos.

Ni siquiera, insisten, cuando el tribunal ha hecho pública su sentencia: el banco tiene razón y Telefónica debe abonar en dólares el crédito. Las relaciones tampoco se han resentido tras la presentación, hace escasos días, de un recurso de apelación contra la decisión judicial por parte de la operadora, sobre todo porque, según fuentes conocedoras del proceso, se está negociando un acuerdo.

Según estas mismas fuentes, Telefónica parece decidida a reconocer los argumentos de la sentencia y está dispuesta a abonar la deuda en dólares, ahora que se ha reducido a ocho millones por el desembolso de los primeros plazos. El recurso, sin embargo, sigue su camino.

El Rey se entrevista con Kirchner

El rey Juan Carlos y el presidente de Argentina, Néstor Kirchner, conversaron ayer sobre la situación de las empresas españolas en el país suramericano y sobre el reclamado aumento de las tarifas de las compañías de servicios públicos, pese a que no estaba previsto en la agenda, informa Europa Press. El Rey ratificó ante Kirchner la 'incondicional vocación' de España de 'ayudar a Argentina'.

El resultado de una ruptura

1 Los conflictos que enfrentan en Argentina a Telefónica Móviles con dos compañías, el SCH y Nokia, con las que mantiene buenas relaciones en el resto de los países donde tiene presencia tienen su origen en una profunda crisis económica y financiera que forzó al Gobierno a cambiar radicalmente el orden establecido hasta entonces.

2 El 6 de enero de 2002 el Congreso Nacional argentino sancionó la Ley de Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario, lo que implicó un cambio del modelo económico vigente hasta ese momento en el país y la modificación de la ley de convertibilidad vigente desde marzo de 1991. Una de las normas que desarrolló posteriormente esta legislación fue la que permitió la conversión a pesos de la mayor parte de las obligaciones de dar sumas de dinero con el sistema financiero expresadas en dólares.

3 Así, los depósitos se convirtieron a un tipo de cambio de 1,4 pesos por cada dólar, mientras que las obligaciones contraídas al 6 de enero de 2002 se cambiaron con una relación de un peso por cada dólar.

4 La pesificación de la economía argentina tuvo un fuerte efecto en las empresas españolas que operan en el país. La factura bruta reflejada en las cuentas ascendió a 10.891 millones de euros entre el impacto en resultados y en fondos propios entre 2001 y 2002. Repsol YPF, Telefónica y los bancos BBVA y SCH fueron los más afectados.

5 Casi dos años después de que comenzaran los problemas en Argentina, la situación es algo distinta. En el país se aprecia ya un repute del consumo y los negocios empiezan a mostrar mejor cara. Los ingresos de Telefónica Móviles Argentina han crecido un 33,2% en moneda local en lo que va de año y el alza del tercer trimestre ha sido del 57,8%. La operadora, además, logró beneficios en el semestre. El Banco Río de la Plata, por su parte, sigue en pérdidas, pero ha logrado reducirlas sustancialmente.

La moneda también es origen de otro conflicto con Nokia

El Banco Río de la Plata no es el único acreedor que exige a Telefónica Móviles Argentina la devolución de un préstamo en dólares. En lo que supone otro ejemplo de los conflictos que ha generado la pesificación, Nokia también reclama a la operadora que el pago de la financiación de unas infraestructuras le sea abonado en la moneda norteamericana.

En este caso, Telefónica Móviles está convencida de que la razón está de su parte, según fuentes oficiales de la compañía, y de que la situación no es comparable con la de la filial del SCH.

A cierre de 2002, Telefónica tenía pendientes de cancelar con Nokia pagarés por importe de 2,5 millones de dólares, de los cuales 1,2 millones ya estaban vencidos. Y si Nokia no los ha cobrado, no es porque Telefónica no haya pagado -la firma asegura que ha 'efectuado todos los actos a su alcance para realizar el pago'-, sino porque se niega a recibirlos en pesos.

Un distinto tratamiento para los bienes importados

Es cierto que las leyes argentinas amparan la conversión a pesos de las deudas contraídas en dólares, pero no en todos los casos. Fuentes conocedoras del proceso judicial que enfrenta a Telefónica Móviles Argentina y al Banco Río de la Plata explican que el fallo del tribunal se basa en el destino de los fondos que constituyen el préstamo.

No hubiera habido problemas en pesificar la deuda si Telefónica Móviles hubiera comprado con ella productos hechos en Argentina, pero los dedicó a la adquisición de bienes importados. Y la legislación tiene condiciones. Una de ellas es que no se puede pesificar el montante de un crédito que se ha destinado a la compra de bienes extranjeros.

Después de meses de litigio, fuentes cercanas a la operadora reconocen que el Banco Río de la Plata puede tener razón. De ahí que Telefónica se haya avenido a sentarse a negociar.