EDITORIAL

El valor de la información

La transparencia es un antídoto contra los escándalos empresariales, y también un proveedor de confianza para los inversores. Una empresa que destaca por su información a los mercados accede con facilidad a la lista de reconocidas, al contrario que aquellas que basan su estrategia en la opacidad. En el mundo empresarial abundan los ejemplos de compañías que han sorteado situaciones críticas con la transparencia por bandera. En el lado opuesto, casos como el de Enron y su auditora no hacen sino confirmar lo saludable de la información. Por eso cabe congratularse de que siga creciendo el número de empresas españolas que aparecen en el informe Value Reporting Review, de Pricewaterhousecoopers, sobre las empresas que mejor informan a los inversores. De las 68 compañías de todo el mundo incluidas en la lista, cuatro son españolas. Una representación muy digna y un mérito a anotar en la cuenta de BBVA, SCH, Bankinter y Telefónica.