La estrategia de la primera petrolera de España

Cortina promete elevar el dividendo bruto un 30%, hasta 40 céntimos

Repsol YPF quiere aprovechar su política de contención de costes y la reducción de su endeudamiento para premiar a los accionistas de la petroquímica. Alfonso Cortina se comprometió a garantizar el dividendo incluso en el peor de los escenarios, 'en los momentos más ácidos'. Ese es, al menos, uno de los pilares del plan estratégico de la sociedad, que se fija como objetivo a largo plazo, un pay out de alrededor del 40% de los beneficios que la compañía obtenga 'en condiciones de ciclo medio', frente al 25% de 2002.

Ahorro de costes

La política de ahorro de costes no supondrá un cambio en la línea marcada hasta ahora, que ha permitido una sensible mejora de sus cuentas. Así, el plan presentado ayer establece una reducción de costes recurrentes de 900 millones de euros entre 2001 y 2007. De esta cantidad, 650 millones ya se han ahorrado.

REPSOL 8,45 -1,38%

Esta política se aplicará en todas sus áreas de actividad.

La 'disciplina' financiera también se encuentra entre sus objetivos para los próximos años. Si en el último plan (presentado hace dos años) tenía previsto minorar el ratio de endeudamiento a niveles del 30%-35% sobre capitalización hasta 2005, en el nuevo programa, el objetivo es situar la deuda neta sobre capitalización entre el 15% y el 25%. Tras una fuerte reducción desde 2001, en la actualidad es del 24,3%.

El riesgo financiero de Repsol (fondos propios, más minoritarios, más deuda neta, más subvenciones a la exploración y más ingresos a distribución) se acerca a los 6.000 millones, frente a un capital de 1.222 millones. Algunos analistas aseguran, sin embargo, que la deuda puede incrementarse considerablemente si se computan las acciones preferentes, según Repsol, entre el 30% y el 40%.

La cotización de la petrolera cerró ayer a 14,96 euros, con una caída del 1,6%.

¿Dónde está la revitalización de Gastream?

Buena parte de los analistas que asistieron ayer a la presentación del plan estratégico de Repsol YPF para el periodo 2003-2007 echaron en falta alguna referencia a Gastream, la sociedad que tiene previsto convertirse en uno de los pilares en el desarrollo de su apuesta por el gas. La petroquímica está negociando con Gas Natural cederle el 50% de su capital a cambio de la aportación de activos.

El acuerdo entre ambas compañías ya había sido descontado por los analistas después de los últimos movimientos realizados por la firmas presididas por Alfonso Cortina y por Antoni Brufau, respectivamente. Es más, el acuerdo estaba previsto que se firmara a lo largo de la semana pasada.

Gastream, un proyecto paralizado por el enfrentamiento entre Repsol YPF y Gas Natural como consecuencia de la opa de la gasística sobre Iberdrola, tiene como objetivo la creación de un gigante de la logística y el transporte de gas similar a la británica Centrica.