Energía

Repsol bate su récord de producción de crudo en el tercer trimestre

Los resultados de Repsol YPF siguen distorsionados por el efecto de la venta en mayo de 2002 de un paquete de Gas Natural, por el que obtuvo unas plusvalías extraordinarias de más de mil millones de euros. De esta manera, el beneficio neto hasta septiembre ascendió a 1.608 millones de euros, frente a los 1.763 millones, por lo que retrocede un 8,8%. Sin embargo, según la compañía, el beneficio neto ajustado creció un 38,8%, mientras que el resultado operativo (3.008 millones) lo hizo en un 23%. Por su parte, el cash flow en estos meses alcanzó los 3.542 millones.

Los resultados del grupo que preside Alfonso Cortina han estado marcados por un fuerte crecimiento de los márgenes y, sobre todo, de la producción en casi todas las actividades. La de hidrocarburos registró récord histórico en el último trimestre de 1.224.100 barriles equivalentes de petróleo (bep/día), un 15,7% por encima del registrado en el mismo trimestre del año pasado. A ello ha contribuido especialmente la aportación de Trinidad y Tobago.

Entorno favorable

Los márgenes han registrado notables crecimientos en casi todas las actividades del grupo

REPSOL 11,14 -0,87%

El entorno en el que se ha desarrollado la actividad en los primeros nueve meses ha sido muy favorable: los precios del crudo han superado a los del año pasado (con una cotización media del crudo brent de 28,65 dólares el barril), los márgenes internacionales del refino han sido mayores a los de igual periodo del año pasado (de 1,9 dólares el barril a 3,23 dólares) y también la evolución de los márgenes de la actividad química ha sido positiva. Sólo disminuyeron los márgenes de GLP en España, un 15%, aunque aumentaron en casi todos los países latinoamericanos.

Esta evolución de la actividad ha tenido un menor reflejo contable por la depreciación del dólar frente al euro y por la mayor tasa impositiva aplicada a la compañía que ha pasado del 20% al 32%.

El resultado operativo ha crecido en todas las áreas, excepto en gas y electricidad, que cae un 73%, también debido a la venta de Gas Natural y al descenso producido por la consolidación de Enagás por Gas Natural por puesta en equivalencia desde julio de 2002.

Las inversiones de Repsol hasta septiembre ascendieron a 2.748 millones, un 48,3% superiores al año pasado, debido fundamentalmente a las adquisiciones realizadas en Trinidad y Tobago, que ha permitido a la empresa triplicar las reservas y producción en ese país.

El nuevo plan estratégico mantendrá 'la política de prudencia financiera'

El grupo petroquímico presenta el lunes una revisión del plan estratégico a cinco años. Este programa será continuista en cuanto a la política de endeudamiento, que se ha reducido.

En las cuentas presentadas ayer, la deuda neta hasta septiembre había descendido a 5.951 millones, cifra que representa una tercera parte de la deuda existente hace dos años y una disminución del 7,4% sobre el trimestre anterior. Esta reducción ha sido posible, según Repsol, gracias al cash flow neto generado y, en menor medida, a la evolución del tipo de cambio euro-dólar. La ratio de endeudamiento se situó en el 24,3%, frente al 31,9% de septiembre de 2002.

Los gastos financieros han descendido un 55,3% (295 millones, frente a los 660 millones en el mismo periodo del año pasado). Debido a la 'política de prudencia financiera', la compañía ha refinanciado anticipadamente los vencimientos de deuda hasta mediados de 2005, con un nivel de liquidez de 4.972 millones a septiembre.