Música

Sony y Bertelsmann crean un gigante discográfico mundial

Cada grupo poseerá el 50% de la nueva sociedad, que se llamará Sony BMG, según un comunicado publicado en la página web de la compañía alemana. Este equilibrio tendrá su reflejo en el consejo, que contará con el mismo número de miembros por ambas partes. Rolf Schmidt-Holz, presidente de BMG, lo será también de la nueva compañía. Andrew Lack, su homólogo en Sony Music (y sustituto del otrora todopoderoso Tommy Mottola), será consejero delegado.

Ninguna de las dos compañías realizará aportaciones extra en efectivo para cubrir las diferencias de valoración. El acuerdo, eso sí, excluye a las actividades de distribución, producción y la publicación de partituras. El acuerdo final se cerrará en unas semanas, tras lo cual se presentará la operación ante las autoridades de la competencia, tanto de EE UU como de la Unión Europea.

Esta fusión convulsiona la industria musical, cuya facturación está valorada en unos 31.000 millones de dólares (algo más de 27.000 millones de euros al cambio de ayer). El nuevo grupo se hará con algo más de un cuarto del pastel mundial, a escasas décimas del líder, Universal Music, que posee el 25,9%, según los datos de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica.

Sony BMG operará en un sector en crisis, que ha perdido el 20% de sus ventas hasta el mínimo en más de una década. Las descargas piratas de música desde Internet y la entrada de otros productos de entretenimiento como los teléfonos móviles han hecho mella en un negocio boyante hasta hace poco.

Las dos compañías han sufrido en sus carnes este mal momento. Sony anunció recientemente el despido de 1.000 empleados de la unidad musical, el 10% de su plantilla total, como parte de un plan de ajuste emprendido por la matriz. BMG ha eliminado 1.100 empleos desde 2001 y ha vendido varios sellos.

BMG asegura que 'aún es pronto para saber si se van a eliminar empleos'. Pero deja caer que 'todas las majors han tenido que recortar plantillas en los últimos años.

En peligro la compra de Warner por EMI

La operación entre Sony y Bertelsmann hace peligrar la otra gran fusión que se está gestando en el sector: la del gigante británico EMI y la filial discográfica del estadounidense Time-Warner, Warner Music, según fuentes del sector.

Las acciones de EMI reaccionaron ayer con una caída del 1,7% en su cotización. La discográfica está a punto de cerrar un crédito de 1.000 millones para financiar la compra de Warner. La industria no cree que el comisario de la Competencia europeo permita que el sector pase de tener cinco grandes compañías a tres. Hasta la fecha, Monti se ha opuesto a casi todos los movimientos en el sector. Sin ir más lejos, vetó en 2001 la fusión entre EMI y Bertelsmann y la unión entre EMI y Time-Warner.

Empleados de Viajes Ecuador se movilizan contra el traslado a Palma

El grupo turístico Globalia, presidido por Juan José Hidalgo, decidió hace unos meses centralizar en una única sede en Palma de Mallorca todos los servicios turísticos que tiene repartidos en Bilbao (la agencia de Viajes Ecuador,) y en Salamanca (gestión y administración).

Esta decisión significará trasladar en principio a cerca de 361 empleados de estas dos ciudades a las islas, lo que supondrá 'una claro perjuicio para los trabajadores que tienen su vida ya establecida', según fuentes sindicales.

En concreto, en Bilbao, la centralización del negocio de Globalia afectará a 61 de los 105 empleados que trabajan para Viajes Ecuador, agencia que hasta principios de este año pertenecía a la compañía Carlson Wagonlit, participada por la compañía francesa Accor y por la estadounidense Carlson.

La plantilla está en contra de que se trasladen todas las actividades a Palma de Mallorca y considera que 'las oficinas de Bilbao son viables para seguir con las actividades que ha venido realizando hasta ahora, como el pago a proveedores o la auditoría'.

El sindicato Lab estudia movilizaciones, entre las que incluye 'una huelga en el caso de que no se llegue a un acuerdo sólido que proteja al trabajador'. Por su parte, Globalia dice que 'está cumpliendo el convenio y que incluso dará mayores incentivos a los trasladados'.

Fusión. La unión de dos centenarios

El gigante conquistado por el sol naciente

Los orígenes de Sony Music se hunden hasta 1880, con la fundación de la discográfica Columbia. En 1934 se crea la CBS, tras la fusión de tres compañías. Once años después la CBS inventaría el LP. El sello Epic se lanzaría en 1953.

CBS se alía con Sony en 1968 para vender en Japón, Macao y Hong Kong. La compañía nipona se había formado en 1945. Poco después comienza a fabricar grabadoras magnéticas.

Sony adopta el nombre en 1958 y se convierte en el mayor fabricante nipón de electrónica y creador del CD con Phillips.

En 1988 Sony adquiere CBS por 2.000 millones de dólares e inicia una rápida expansión, con la adquisición de sellos y catálogos.

La rama musical de un tronco omnipresente

Carl Bertelsmann funda su editorial en 1835 para editar himnos religiosos. En 1860 entra en la prensa.

Su descendiente Heinrich Mohn amplía los negocios a los libros de ficción en 1921. Durante la guerra se dedica a editar propaganda nazi. Hitler cierra la editorial en 1944.

El antecesor de BMG es RCA, creada en 1892. La casa haría una joint venture con Ariola, la división musical de Bertelsmann. Tras varias compraventas, el negocio regresaría a Bertelsmann por 330 millones de dólares a finales de los ochenta. En 1987 reorganizaría su negocio y lanzaría la marca BMG.

A principios de la década