Desinversión

Iberdrola negocia recalificar su sede para venderla como viviendas

El vicepresidente y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, le planteó personalmente la permuta al alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, cuando se entrevistó con él esta semana en el ayuntamiento vizcaíno.

La operación supone además la confirmación de que la eléctrica ancla su sede en Bilbao, frente a los continuos rumores de cambio de residencia social, según fuentes cercanas al proyecto.

Edificio emblemático

IBERDROLA 10,22 2,24%

Iberdrola tiene su sede en el emblemático edificio de seis plantas de la calle Gardoqui. En una vía cercana, en Alameda Urquijo, cuenta con otro inmueble, el edificio Echevarría, también con media docena de plantas. Estos dos activos suman unos 10.000 metros cuadrados. El de Gardoqui cuenta además con 1.700 metros cuadrados bajo rasante

Iberdrola reclama al Ayuntamiento de Bilbao su recalificación residencial. Así puede transformarlos en viviendas que posteriormente se pondrían a la venta, según un plan diseñado por Apex 2000, la inmobiliaria de la eléctrica. Los dos están a unos pocos pasos de la Gran Vía, en plena milla de oro de Bilbao, donde el metro cuadrado de las viviendas cuesta unos 6.000 euros.

Los grupos Inbisa y Neinor, que están construyendo dos edificios de pisos en esa zona, ofrecen los que quedan libres a partir de los 600.000 euros cada uno, y eso sin garaje. Los edificios de Iberdrola sí cuentan con estacionamientos subterráneos.

Galán aprovecharía estas dos desinversiones para financiar parte del plan 2002-2006, con el que Iberdrola quiere duplicar tamaño y beneficios a costa de invertir 12.000 millones.

En lo que va de ejercicio, la compañía eléctrica vasca ha ingresado 55 millones por la venta de diferentes activos inmobiliarios. Las sedes de Madrid y Valencia están a la venta.

Traslado para más de mil empleados

La sede de la calle Gardoqui es el lugar de trabajo de más de mil empleados de Iberdrola. Los sindicatos temen que el traslado pudiera acarrear una pérdida de empleo. El nuevo emplazamiento de la eléctrica estaría junto al Museo Guggenheim, en Abandoibarra. El Ayuntamiento de Bilbao quiere poner en marcha en esta zona un centro de negocios, integrado por una torre de 33 plantas y 150 metros de altura, unida a otros dos edificios. En total son 69.500 metros cuadrados de oficinas. El proyecto sufrió un revés importante con el abandono de la Diputación de Vizcaya, que renunció a instalarse en la Torre de Abandoibarra y dejó un enorme vacío. Iberdrola puede ser una de las alternativas de Azkuna, que insiste en que en dos años empezarán las obras.