Moda

Los artífices de la nueva imagen de Gucci abandonarán la compañía

La falta de acuerdo con Pinault-Printemps-Redoute (PPR), principal accionista de Gucci, ha provocado la salida de los dos directivos. Inversores y analistas recibieron con nerviosismo la noticia y Pinault-Printemps reaccionó con un descenso del 4,82%, mientras Gucci se dejó el 2,06%.

Los expertos destacan que los dos directivos han forjado la nueva imagen de Gucci, lo que le ha permitido quintuplicar sus ventas en 10 años. 'El éxito de Gucci se debe en gran parte a Ford y De Sole', afirma Scillia Huang, experta de Clarident Bank. De momento, no se ha elegido sustitutos.

'El contrato finalizaba en abril de 2004', explicó un portavoz de la firma italiana de lujo en Madrid. 'No ha sido un despido, sino que no se les ha renovado', indicó esta misma fuente.

La causa de las discrepancias radica en el grado de autonomía de ambos ejecutivos respecto a la dirección. De Sole y Ford habían declarado que únicamente se mantendrían en la compañía, propietaria de la marca Yves Saint Laurent y Sergio Rossi, si se les garantizaba una total independencia.

Los dos ejecutivos se seguirán en sus puestos hasta abril de 2004, cuando PPR complete la adquisición de Gucci. La permanencia de los ejecutivos hasta la primavera garantiza la continuidad en las próximas colecciones y una 'transición suave' según el comunicado conjunto de Gucci y PPR.

La decisión se produce tras 'meses de intensas negociaciones en anticipación de la finalización de los contratos y de la culminación de la oferta que Pinault-Printemps-Redoute lanzará en abril de 2004 por las acciones de Gucci que aún no posee a 85,52 dólares por título'.

Hace dos años, PPR, que poseía el 40% de Gucci, llegó a un acuerdo con LVMH para comprarle otro 20,6% en varias fases, tras varios años de enfrentamiento entre ambas por el control de la firma. El pacto incluía una oferta que la empresa francesa lanzará por las acciones que aún no posea en 2004. Posteriormente, ha ido incrementando su participación hasta el 67%. Se espera que el año que viene, si los accionistas acuden a la opa, PPR se convierta en único accionista de Gucci.

Ford se incorporó a la compañía en 1990 y cuatro años después tomó la dirección creativa, coincidiendo con el nombramiento de De Sole como primer ejecutivo.

Las cifras del grupo

349
tiendas abiertas tenía Gucci al final de 2002 en todo el mundo. De ellas, 118 están en Europa, 109 en Japón y 64 en Norteamérica.

85,52
es el precio en dólares que PPR ofrecerá en abril por cada título de Gucci que no posee.

2.544
millones facturados en el ejercicio pasado. El 60% corresponde a la marca Gucci.

De una empresa media a la cima del sector de lujo

De Sole y Ford han contribuido decisivamente a crear una imagen de marca en Gucci. Los dos ejecutivos han transformado la firma en apenas 10 años de una empresa en sin recursos a una de las mayores del sector de lujo. En 1995, año de salida a Bolsa, Gucci tenía unas ventas de 500 millones; el ejercicio pasado fueron 2.500. Una de las causas, a juicio de los analistas, es la creación de una marca más joven y atrevida frente al estilo sobrio y clásico de Maurizio Gucci, nieto del fundador, y anterior consejero. 'La química entre diseñador y marca es difícil de conseguir', dice Claire Kent, de Morgan Stanley. 'La marca por sí sola no es suficiente'.