Alta velocidad

Fomento aún adeuda el 7% de las expropiaciones para construir el AVE a Lleida

El Ministerio de Fomento tiene aún pendiente de pago el 7,1% del importe de las expropiaciones tramitadas para la construcción del AVE Madrid- Lleida, que entró en servicio el pasado 11 de octubre. El departamento que dirige Franciso Alvarez-Cascos aún no ha abonado 15,68 millones del total de 218,9 a los que ascendía la compra de terrenos para la construcción de la segunda línea de alta velocidad de España.

Fomento explica en respuesta a una pregunta parlamentaria escrita que las cantidades pendientes de pago de estas expropiaciones "serán satisfechas dentro del plazo de seis meses que la legislación vigente establece para cerrar su pago".

Del total de expropiaciones de este corredor, la compra de los terrenos por los que pasa la línea en Zaragoza fue la que requirió la mayor inversión, con 80,9 millones de euros, de los que Fomento debe aún 6,85 millones, el 8,47% del total. Las expropiaciones realizadas en Madrid ascendieron a 62,41 millones, de los que el Ministerio debe el 6,96% (4,34 millones), y las efectuadas en la provincia de Lleida sumaron 59,9 millones, de los que 4,21 millones (el 7,03%) están por pagar.

En la provincia de Guadalajara, Fomento, a través del Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF), expropió terrenos por importe de 12,25 millones, de los que restan por pagar 238.482 euros (el 1,95%), mientras que los adquiridos en Soria suman un importe de 3,25 millones de los que Fomento aún debe un 1% (32.886 euros). Por su parte, la compra de los terrenos por los que pasa el AVE en la provincia de Huesca supuso una inversión de 140.510 euros, de los que el Ministerio tiene aún pendiente de abonar 4.642 euros, el 3,3% del total.