æscaron;ltima

La crisis de Wall Street se ceba en el sueldo de los analistas

Los mejores analistas de Wall Street ya no van a ganar tanto. Los elegidos por la revista Institutional Investor en su clasificación anual seguramente no tendrán el nivel de recompensas que han cosechado los últimos años. La competencia por un puesto en el All America, el equipo de analistas seleccionado por la revista, factor decisivo en las retribuciones de estos profesionales, ha disminuido tras los recortes de plantillas de las firmas de valores.

Tweed Associates, especializada en la búsqueda de analistas para firmas de valores, asegura que 'hay muchos menos profesionales que ganan más de dos y tres millones de dólares'. El equipo de este año es el primero que se elige desde que las 11 firmas de Wall Street pagaron 1.400 millones de dólares debido a las acusaciones de que los analistas habían emitido informes sesgados para ganar negocio. Entre los firmantes del acuerdo estaban Citigroup, Credit Suisse First Boston, Goldman Sachs, Lehman Brothers, Merrill Lynch y Morgan Stanley. Citigroup, la mayor firma financiera del mundo, acordó pagar la mayor cantidad: 400 millones. Las firmas también acordaron separar las actividades de análisis y banca de inversión, así como evitar la participación de los ejecutivos en la fijación del sueldo de los analistas.

'En el clima actual, la gente quiere dejar claro quién piensa que es el mejor'', sostiene Michael Carroll, de Institutional Investor. Las clasificaciones, basadas en entrevistas con gestores de fondos que reciben los informes de Wall Street, son solicitadas por las empresas porque las utilizan para determinar el sueldo de sus analistas. En la cabeza de la lista de este año se sitúa Lehman Brothers. En concreto ha colocado a 50 de sus empleados frente a los 52 puestos que obtuvo el año pasado. Citigroup, que llevaba dos años copando la primera posición, con 53 analistas entre los mejores, ha bajado este año a 34, un significativo recorte que la ha retrasado al cuarto puesto. En el segundo lugar aparece este año Morgan Stanley, con 36 analistas, frente a los 42 del año pasado, seguida de Merrill Lynch, que baja de 52 a 35.

'La remuneración no es tan buena y los obstáculos son agotadores', dice una ex analista de Credit Suisse; 'estábamos en una generación quemada de verdad'

Y es que en el sector han ocurrido muchas cosas en los últimos tiempos. Jack Grubman, ex analista de telecomunicaciones para Citigroup, declaró ante el Congreso de EE UU que ganaba 20 millones de dólares anuales. El analista se situó en el primer puesto en 1999 y 2000 en su sector, y en tercer lugar en 2001. A Grubman se le ha prohibido participar profesionalmente en el mercado financiero y tuvo que pagar multas de 15 millones de dólares por emitir clasificaciones favorables para lograr negocio.

La debacle tras el acuerdo de las firmas, así como la crisis del sector por la tendencia bajista del mercado bursátil durante tres años, provocó además el alejamiento del 41% de los analistas de las firmas de Wall Street. Algunos de los más conocidos se marcharon el año pasado. Judah Kraushaar, clasificado 11 veces en la lista, dimitió de su puesto de analista del sector financiero de Merrill en enero. Diane Glossman, analista de banca y firmas de intermediación y clasificada seis veces, se marchó de UBS en abril. Chuck Phillips, primer analista en el sector de software desde 1994, dejó Morgan Stanley en mayo para convertirse en vicepresidente ejecutivo de Oracle, una de las empresas que cubría.

'El sueldo no es tan bueno y los obstáculos a superar son agotadores'', dice Lissa Bogaty, ex analista de tecnología de Credit Suisse, que perdió su trabajo hace un año. 'Incluso sin la crisis estábamos llegando a una generación quemada de verdad. Las responsabilidades del trabajo han aumentado mucho'.